Cómo usar el vapor para quitar los puntos negros

Los puntos negros son una mezcla de suciedad, células muertas de la piel y aceite que se acumulan y se solidifican dentro de los poros. Otro nombre que se usa para designar a los puntos negros es comedón. Si no lo quitas, el punto negro puede convertirse en un grano. Forzarlo al salir del poro usando las puntas de los dedos para aplicar presión en la zona circundante es la mejor forma de eliminar la materia endurecida, pero antes de hacerlo debes aplicar vapor directamente en la zona para que quede blando y quitarlo fácilmente. Hay tres formas comunes de aplicar vapor a los puntos negros.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Vaporizador facial
  • Limpiador facial suave
  • Toallas de rostro de tela de rizo
  • Tazón de tamaño mediano
  • Toalla grande, si aplicarás el vapor sobre un tazón

Instrucciones

  1. Usa un vaporizador facial si tienes uno para ablandar los puntos negros y las células muertas de la piel que se encuentran sobre la superficie. En primer lugar, debes limpiar bien el rostro aplicando un limpiador suave sobre la piel húmeda y luego enjuaga el limpiador con una buena cantidad de agua tibia. Seca el rostro con una toalla, coloca el vaporizador a 18 pulgadas (46 cm) de los puntos negros y asegúrate de que el vapor los alcance. Aplícalo sobre el rostro durante 10 minutos, pero no más. Después de que ese periodo de tiempo haya transcurrido, extrae los puntos negros.

  2. Usa una toalla de tela de rizo mojada para aplicar vapor a tu rostro. Humedece bien una de las toallas sumergiéndola en un tazón de agua que se encuentre tibia o caliente, pero no lo suficiente como para quemar tu piel. Escurre tanta agua de la toalla como puedas y cubre el rostro con ella. Ten lista una segunda toalla con tela de rizo de la misma forma, mientras mantienes la primera sobre tu rostro. Después de 2 minutos y ½, quita la primera toalla y envuelve el rostro con la segunda toalla. Continúa aplicando toallas húmedas calientes durante unos 10 minutos y ½ y luego quita los puntos negros.

  3. Usa un tazón de agua de tamaño mediano para aplicarle vapor a los puntos negros. Vierte agua muy caliente en un tazón. Coloca una toalla grande sobre tu cabeza y extiende los extremos sueltos de la toalla alrededor del tazón para formar una tienda. Deja tu rostro sobre el vapor que emite el tazón durante unos cinco minutos. Asegúrate de que el agua está lo suficientemente caliente para emitir vapor. Detén el proceso si el vapor está demasiado caliente. Seca tu rostro y quita los puntos negros inmediatamente después del tratamiento.

Consejos y advertencias

  • Siempre debes intentar quitar los puntos negros tan pronto como finalice el proceso de aplicación de vapor.
  • Siempre debes asegurarte de que el vapor en tu rostro no está lo suficientemente caliente como para quemar tu piel.

Más galerías de fotos



Escrito por grace covelli | Traducido por alejandra prego