Valores nutricionales de arándanos y fresas

Los arándanos y fresas no sólo son deliciosos, sino que también están llenos de nutrientes que ayudan a controlar el hambre, mejorar la salud cardíaca y disminuir tu riesgo de desarrollar diabetes del tipo 2. Conocer el desglose nutricional de ambas frutas puede ayudarte a ver los beneficios individuales de las mismas.

Fuente dulce de calorías

Si bien ambas bayas son frutas bajas en calorías, las fresas tienen muchas menos calorías que los arándanos. Una taza de arándanos frescos contiene 84 calorías y una taza de fresas enteras frescas contiene 46 calorías. No puedes equivocarte en cuanto a las calorías. Si sigues una dieta de 2.000 calorías, una porción de cualquiera de estas bayas cubre menos del 5% de tu ingesta diaria de calorías. Además, una taza es una fuente de calorías que te hace sentir satisfecho, lo que puede ayudarte a controlar mejor tu peso.

Carbohidratos, azúcar y fibra

Las fresas también contienen menos carbohidratos y azúcar que los arándanos, pero estos últimos tienen más fibras. Una taza de arándanos contiene 21 gramos de carbohidratos, 14 gramos de azúcar y 4 gramos de fibra. La misma porción de fresas enteras frescas, contiene 11 gramos de carbohidratos, 7 gramos de azúcar y 3 gramos de fibra. Si bien ambas frutas son una fuente de azúcar natural, su contenido nutricional hace que sean una fuente saludable de azúcar. Además, el contenido de fibra en estas bayas podría ayudar a reducir tu riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes del tipo 2.

Grasa y proteínas insignificantes

Ni los arándanos ni las fresas son una fuente significativa de grasa o proteína. Una porción de una taza de arándanos contiene un gramo de proteínas y 0,5 gramos de grasa, mientras que la misma porción de fresas enteras contiene un gramo de proteínas y 0,4 gramos de grasa. La proteína debería proveer un 10 a 35% de tu ingesta de calorías diaria, y el 20 al 35% de grasa.

Vitaminas y minerales

Cuando se trata de vitaminas y minerales, las fresas son una mejor fuente de vitamina C y potasio, y los arándanos son una mejor fuente de vitamina A. Una porción de una taza de arándanos contiene 14 miligramos de vitamina C, 80 unidades internacionales de vitamina A y 114 miligramos de potasio, mientras que la misma porción de fresas enteras contiene 84 miligramos de vitamina C, 17 unidades internacionales de vitamina A y 220 miligramos de potasio. Tanto la vitamina A como la C mejoran el sistema inmune que ayuda a protegerte contra enfermedades. Comer más alimentos ricos en potasio podría mejorar la salud cardíaca disminuyendo la presión sanguínea.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por maría marcela mennucci