Vaginosis bacteriana y la vitamina D

Con vaginosis bacteriana, o VB, se refiere a un desequilibrio bacteriano en tu vagina. Cuando el número de bacterias no saludables superan al número de aquellas saludables, puedes experimentar olores, picazón y descargas. Mientras que un caso incipiente de VB es fácilmente tratado con antibióticos orales o vaginales, muchas mujeres experimentan múltiples episodios de VB. Niveles adecuados de vitamina D pueden desempeñar un rol importante en la reducción de la ocurrencia de VB.

Causas de la vaginosis bacteriana.

Múltiples eventos pueden desencadenar el desequilibrio bacteriano que provoca VB. El embarazo y el coito frecuente son las causas más comunes. Otras causas incluyen duchas vaginales o múltiples parejas sexuales. Mientras que se puede reducir el riesgo de vaginosis bacteriana recurrente con el uso de condones, la abstención del coito y de duchas vaginales, muchas mujeres sufren episodios crónicos y recurrentes de VB.

Vitamina D

La vitamina D es una vitamina liposoluble que es importante para una amplia gama de funciones fisiológicas, incluyendo la habilidad de tu cuerpo de reforzar los huesos con calcio. Las fuente principal de vitamina D es la exposición a la luz solar. Otras fuentes de esta vitamina incluyen el pescado, la leche, productos lácteos y cereales que hayan sido fortificados con vitamina D. Se recomienda una ingesta de 600 IU, o 15 mcg, de vitamina D cada día.

Insuficiencia de vitamina D.

Ciertas poblaciones corren el riesgo de no tener suficiente vitamina D. Si tu vives en climas fríos donde no tienes suficiente exposición solar durante el año, o si tienes piel oscura, puede que no generes suficiente vitamina D. Los veganos también pueden tener insuficiencia de vitamina D, dado que evitan consumir lácteos y pescado. Tu doctor puede medir tus niveles de vitamina D con un simple análisis de sangre.

Vitamina D y VB

Las mujeres con niveles adecuados de vitamina D en sangre son menos propensas a padecer VB que las mujeres con niveles bajos de esta vitamina. Mientras que el tratamiento principal para la VB depende de antibióticos orales o vaginales, tratamientos secundarios pueden incluir suplementos dietarios y nutricionales. Pregúntale a tu doctor sobre tus niveles de vitamina D y la posibilidad de tratar la VB con suplementos de vitamina D.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy reed | Traducido por florencia prieto