Vacuna contra la varicela y alergias

La vacuna contra la varicela está ampliamente aceptada como segura, pero si bien es raro, pueden ocurrir reacciones.

Vacunarse contra el virus varicela zóster, el cual produce la varicela, es mucho más seguro que contagiarse la enfermedad.

— Centers for Disease Control and Prevention

Una reacción alérgica a la vacuna contra la varicela no es algo que le ocurre a muchas personas. Sin embargo, quienes son alérgicos al polen o al huevo tienen un mayor riesgo. Las reacciones a la vacuna suelen ocurrir más a menudo luego de la primera dosis que de la segunda.

Factores de riesgos de una reacción alérgica

Afortunadamente, las reacciones alérgicas graves son raras, sólo una o dos cada 1 millón de vacunas, según los expertos del Johns Hopkins Children’s Center. Las autoridades de salud pública de los Centers for Disease Control and Prevention dicen que estar vacunado contra el virus varicela zóster es mucho más seguro que contraer varicela.

Si ya tienes una alergia, como la fiebre del heno, tus posibilidades de sufrir una reacción alérgica a un medicamento o vacuna son ligeramente mayores que si no tuvieras antecedentes. Si en el pasado has tenido una reacción alérgica leve a la vacuna, las exposiciones subsecuentes podrían producir una reacción más grave. Los antecedentes de asma, enfermedad cardíaca e hipertensión también podrían aumentar tu riesgo de sufrir una reacción grave a un medicamento o vacuna.

Alergia a las vacunas

En algunos casos raros, el componente activo de la vacuna (una forma atenuada del virus de la varicela) puede producir una reacción. Sin embargo, a veces se pueden detectar reacciones alérgicas a otros componentes de la vacuna. Los candidatos son la neomicina y el huevo, ya que el virus se cultiva en embriones de pollo antes de estar inactivo. Los médicos del Children’s Hospital of Philadelphia advierten que la vacuna también puede contener gelatina, que produce reacciones alérgicas en algunas personas.

Una reacción alérgica a la vacuna podría causar:

• Urticaria

• Erupción en la piel

• Picazón

• Fiebre

La anafilaxia, una reacción alérgica rara pero con riesgo de muerte, puede producir:

• Falta de aliento

• Sibilancias

• Hipotensión

• Taquicardia

• Hinchazón del rostro, de la lengua, de la garganta o de los labios

• Mareos, confusión o inconsciencia

• Vómitos

• Diarrea

Esta reacción alérgica grave requiere atención médica inmediata para prevenir el coma o la muerte.

Aunque el niño haya tenido una reacción alérgica previa a la vacuna, es posible vacunarlo en el futuro. Una forma es usar una vacuna que no contenga el material que causó la primera reacción, si es que se pudo identificar.

Los pediatras del Johns Hopkins afirman que algunos niños con antecedentes de alergias a las vacunas pueden ser vacunados incluso si no se consiguiera una vacuna libre de alérgenos. Este enfoque requiere que la vacunación sea seguida una supervisión médica rigurosa en las horas subsiguientes.

Acerca del autor

El Dr. Boyan Hadjiev practica la medicina desde hace cinco años. Tiene una doble certificación en Medicina interna (2003) y en Alergia e inmunología (2005).

El Dr. Hadjiev se graduó en la University of Michigan con una licenciatura en Biología y obtuvo el título de Médico en la Cleveland Clinic-Case Western Reserve School of Medicine.

Foto: Jupiterimages/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por dr. boyan hadjiev
Traducido por paula santa cruz