Vacuna contra la hepatitis para viajar a Italia

Más de 4 millones de norteamericanos viajaron a Italia en 2010, constituyendo Estados Unidos la segunda fuente de turistas extranjeros de Italia. Italia es un país europeo bien desarrollado y sus instalaciones médicas suelen ser buenas, pero prepararte previamente puede reducir tu probabilidad de enfermar durante tu estancia en Italia. Una precaución que debes tomar es asegurarte de que tus vacunas, incluidas las de la hepatitis B, están al día.

Hepatitis B

La vacuna contra la hepatitis B es la única que la Centers for Disease Control and Prevention recomienda específicamente para viajar a Italia. Tienes riesgo de contraer la hepatitis B si existe la posibilidad de que puedas tener relaciones sexuales con una persona del lugar, tener contacto con fluidos corporales, como la sangre o el semen, o estar expuesto a este tipo de fluidos durante un tratamiento médico. Puede que pienses que no te encuentras en ninguna de estas categorías, pero incluso los viajeros más cuidadosos podrían necesitar tratamiento médico después de un accidente, por lo que es aconsejable protegerse siguiendo los consejos de la CDC.

Vacunación

Contacta a tu médico y pregúntale acerca de la vacuna con suficiente antelación a tu fecha de salida. La vacuna para adultos se compone de tres dosis separadas, administradas idealmente en un período de seis meses. La segunda inyección se debe administrar aproximadamente un mes después de la primera, y la tercera dosis, al menos, dos meses después de la primera y al menos cuatro meses después de la segunda. Aunque tener una o dos dosis proporciona cierta protección, no estarás vacunado por completo hasta que hayas recibido las tres inyecciones.

Vacunación para niños

Los niños reciben un programa de vacunación ligeramente diferente al que reciben los adultos. Los niños, así como los jóvenes entre los 11 y 15 años, pueden ser vacunados contra la hepatitis B con sólo dos aplicaciones, con la segunda dosis administrada entre el cuarto y el sexto meses después de la primera. La CDC recomienda la vacunación contra la hepatitis B a todos los niños que viajen a Italia, pero toda vez que tu niño ya haya sido vacunado, no hay necesidad de una vacuna de refuerzo.

Vacunas de rutina

Además de las vacunas contra la hepatitis, el CDC aconseja asegurarte de que tus vacunas de rutina están totalmente al día antes de viajar a Italia. Esto incluye las vacunas contra la polio, el sarampión, las paperas, la rubéola, la difteria, la tos ferina y el tétanos. Si vas a llevar a cabo actividades como la espeleología o el turismo de aventura en las que puedes entrar en contacto con murciélagos salvajes o carnívoros, considera la posibilidad de vacunarte contra la rabia.

Más galerías de fotos



Escrito por rita kennedy | Traducido por vittore notabene