¿La vacuna contra la gripe durante el embarzo está relacionada con el autismo?

El Centers for Disease Control and Prevention (Centro de Control y Prevención de Enfermedades) estima que la prevalencia del espectro del autismo en los niños estadounidenses es de 1 en 88, y va en aumento. Sin una causa para identificar esta tendencia, se han generado sospechas sobre una cantidad de prácticas comunes, incluyendo las vacunas. Las investigaciones no han identificado una relación entre recibir la vacuna contra la gripe durante el embarazo y el subsecuente desarrollo de autismo en sus hijos.

Vacunas de la infancia y autismo

Las personas con autismo tienen déficits que afectan la interacción social y sus habilidades de comunicación en distinto grado. Este desorden del desarrollo dura toda la vida y comienza en niños menores de 3 años. Reportes anecdóticos de niños que desarrollan autismo poco después de recibir vacunas han llevado a muchas personas a pensar que las vacunas les causaron este desorden. La noción fue alimentada por un estudio de 1998 publicado en "The Lancet", y escrito por el Dr. Andrew Wakefield. El artículo fue luego retractado cuando se descubrió que Wakefield había sido deshonesto en su reporte y había violado reglas éticas básicas de la investigación. A pesar de esta retracción, y de la falta histórica de evidencias sólidas vinculando al autismo con las vacunas, los grupos anti-vacunas continúan pidiendo una investigación más profunda.

Preocupación por el mercurio

Buena parte de las preocupaciones por las vacunas se ha enfocado en el timerosal, un conservante que contiene mercurio y se usa en algunas vacunas. Como el mercurio es tóxico para el sistema nervioso, y como el número y frecuencia de las vacunas se ha incrementado con los años, parecía que las vacunas podrían llevar a un exceso en los niveles de mercurio, afectando el desarrollo del sistema nervioso en los niños. Los signos y síntomas de la intoxicación por mercurio pueden ir desde dolor de cabeza y cambios en el humor hasta temblores y debilidad muscular. Aunque no se ha establecido una relación concluyente entre el autismo y el timerosal, este compuesto se ha prácticamente eliminado de las vacunas para niños. Incluso hay vacunas para la gripe que no contienen timerosal. De acuerdo con la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Drogas) de los Estados Unidos, esta reducción del timerosal en las vacunas desde 2001 no ha resultado en una reducción de la incidencia del autismo.

Gripe y autismo

Un estudio danés publicado en noviembre de 2012 en "Pediatrics" halló que la gripe materna durante el embarazo duplicaba el riesgo de sufrir autismo del niño. Los prolongados episodios de fiebre en las mujeres embarazadas triplicaban el riesgo de autismo infantil. Otro estudio, del número de enero de 2013 de "Journal of Autism and Developmental Disorders" no relacionó directamente el autismo con la gripe en la madre, pero sí halló una relación con la fiebre durante el embarazo. Estos hallazgos han llevado a algunas personas a promover la vacunación contra la gripe en mujeres en edad fértil.

Vacuna contra la gripe y Autismo

El CDC recomienda aplicar la vacuna contra la gripe a mujeres embarazadas. Esta recomendación se basa en el análisis de los riesgos contra los beneficios, tanto para la madre como para el feto. Aunque no se ha establecido una relación entre el autismo y la vacunación contra la gripe materna, un estudio publicado en agosto de 2006 en "Southern Medical Journal" revela que las opiniones sobre la vacuna contra la gripe para mujeres embarazadas varían entre los obstetras. Muchos factores pueden influir en la decisión de una mujer sobre si vacunarse o no durante el embarazo. Se trata de una decisión personal y debe tomarse basándose en investigación informada y guiada por la opinión de su médico personal.

Más galerías de fotos



Escrito por ron rogers | Traducido por mike tazenda