Utilizas un flotador cuando practicas jogging en el agua con pesas en los tobillos

El jogging en el agua es un ejercicio cardiovascular de bajo impacto para cualquiera que quiera aliviar las articulaciones de la caminata tradicional y romper con la rutina. Los entrenadores y atletas suelen utilizar este ejercicio para rehabilitación, a fin de tener un mejor estado físico, debido a la poca tensión que ejerce en el cuerpo. Los corredores incorporan a sus entrenamientos rutinas para mantener y mejorar su fuerza y resistencia sin un impacto negativo en los tobillos, rodillas y cadera. Si bien no es necesario, es aconsejable utilizar un flotador para realizar mejor el ejercicio. Con las pesas en los tobillos, esto es más importante aún.

Tipos de flotadores

Puedes elegir realizar la actividad con un cinturón flotador o un chaleco. El cinturón permite más movilidad para los brazos y el torso, pero puede no ser el mejor soporte para las personas de contextura grande. El chaleco puede restringir los movimientos de los brazos y, algunas veces, se sube y no te permite mantener el torso y el cuello cómodamente alineados. Sea cual sea el flotador que elijas, debe estar bien colocado y tan ajustado como sea posible para asegurar los mejores resultados.

Forma correcta

El jogging bajo el agua imita la actividad de correr en tierra firme, con las rodillas un poco más abajo que lo normal. Mantén una postura vertical y utiliza la resistencia del agua para trabajar las piernas a medida que se mueven. No ahueques las manos, deslízalas por el agua con los puños cerrados o con las palmas hacia dentro: estás haciendo jogging, no nadando. Familiarízate con la postura correcta antes de ponerte las pesas en los tobillos. Cuando hayas dominado el ejercicio y estés listo para un mayor desafío, añade la menor cantidad de peso posible y luego puedes ir aumentándolo para incrementar la resistencia.

Sin flotador

Si eres experto en el jogging bajo el agua con pesas en los tobillos, puedes probar hacerlo "libremente". Esta actividad implica más trabajo físico, pero puedes sacrificar la forma y concentrarte más en andar por el agua y mantenerte a flote que en el movimiento de correr. Si llevas pesas en los tobillos, mantenerte a flote implica un desafío aún mayor. Por este motivo, se suele correr bajo el agua sin flotador.

Otros consejos

Para hacer un mejor ejercicio, corre en el lugar con una soga atada al chaleco o cinturón y a un costado de a piscina, para añadir resistencia. Antes de comenzar una rutina de ejercicios de esta actividad, consulta con tu médico. No hagas ejercicio en la piscina sin otra persona presente; esta es una precaución de seguridad aún más importante si no llevas un flotador y sí pesas.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca jones | Traducido por pilar celano