Cómo utilizar el yoga para aliviar el dolor de cuello

El yoga es ampliamente conocido como una actividad atlética y un alivio para el estrés, pero además, también puede tratar el dolor muscular, especialmente en el músculo del cuello. Si sufres de rigidez, tensión o dolor en el cuello, hay poses de yoga que puedes hacer para aliviarlo.

Pose de gato (Bidalasana)

Ponte en cuatro patas, con las manos y las rodillas sobre el piso. Mirando hacia adelante, inhala contando hasta cinco y hunde el pecho hacia abajo y la cabeza hacia arriba, tu columna formando una U. Mantén la posición por cinco segundos. Exhala contando hasta cinco mientras curvas tu columna en la dirección opuesta, hacia el techo, inclinando tu barbilla hacia adentro hacia tu pecho. Repite cuatro veces más. Esta flexión y extensión de tu cuello es una buena forma para aflojar el cuello, los músculos y actúa de una forma suave para "masajear" tu columna y discos en la parte superior de tu espalda y cuello.

Pose de cobra (Bhujangasana)

Recuéstate en el suelo con tus piernas juntas, las manos al lado de tus hombros y los codos doblados. Levantando la parte superior con tus manos, arquéalo suavemente hacia el techo mientras presionas tus piernas, con tus caderas sobre el suelo. Estira suavemente tu cuello manteniendo abajo tus hombros.

Perro mirando hacia abajo (Adho Mukha Svanasana)

Ponte en la posición de presiones de pecho (push-up), manteniendo las manos y los pies siguiendo el ancho de las caderas. Empuja tus caderas hacia arriba mientras estiras rectos tus brazos, con las palmas sobre el suelo. Tu cuerpo deberá representar una V dada vuelta. Mantén rectas tus piernas mientras empujas tus talones hacia abajo, al suelo. Mantén tu cabeza en línea con tu columna y apunta la parte superior de la misma hacia abajo, al suelo.

Consideraciones

Presta especial atención a cómo se siente tu cuerpo. Ten cuidado de no extender demasiado tus articulaciones o cuello. Si algo se siente incómodo o doloroso, trata de ajustarlo suavemente y alivia la tensión, pero si eso no funciona, deja de hacer la pose. Puedes considerar la posibilidad de visitar un estudio de yoga para conseguir una devolución sobre tu postura u obtener recomendaciones adicionales sobre otras poses que puedes hacer para aliviar el dolor, el estiramiento o fortalecimiento de los músculos de tu cuello.

Más galerías de fotos



Escrito por shemiah williams | Traducido por aldana avale