Cómo utilizar el sauna facial

Si deseas darte un facial en casa, considera una sauna facial entre tus planes. Los saunas faciales utilizan vapor para la limpieza profunda de los poros de la cara. El uso regular de un sauna facial puede ayudar a reducir los brotes y a mejorar la apariencia de tu piel. Debido a que están diseñados para focalizar vapor en la cara, los saunas faciales también son útiles cuando estás congestionada o si tienes un resfriada.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Agua destilada
  • Una taza
  • Limpiador facial
  • Una toalla
  • Crema humectante

Instrucciones

    Utilizando un aparato electrónico

  1. Mide la cantidad correcta de agua para realizar el procedimiento de sauna facial y vértela en el depósito. Coloca la máscara facial en el sauna.

  2. Conecta el equipo a una toma eléctrica segura. Enciende el aparato y deja que se caliente. La calefacción toma alrededor de tres a cinco minutos, dependiendo de tu sauna particular.

  3. Limpia tu cara mientras esperas que el sauna se caliente.

  4. Coloca la cara cerca de la abertura de la máscara facial y permite que el vapor de agua llegue a tu cara. Ajusta la intensidad del vapor moviéndote más cerca o más lejos de la abertura de la máscara facial. Si lo deseas, utiliza una toalla para cubrir tu cabeza.

  5. Permanece cerca del vapor un mínimo de cinco minutos y un máximo de 15 a 30 minutos, de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

  6. Seca tu cara con golpecitos delicados cuando se complete el sauna. Aplica la crema hidratante adecuada para tu tipo de piel.

  7. Apaga el sauna. Deja que la unidad se enfríe, luego quita el agua restante. Limpia el aparato según las instrucciones del fabricante y guárdalo hasta su próximo uso.

    Utilizando una olla de cocina

  1. Utiliza una olla de cocina para realizar la limpieza facial, ésta debe estar limpia y debe ser de tamaño mediano.

  2. Lava la olla y llénala hasta menos de la mitad con agua.

  3. Enciende tu cocina y coloca la olla, cuando caliente el agua, retírala del fuego y coloca tu rostro cerca para recibir el vapor que emana.

    Otras consideraciones

  1. Es importante que elijas una buena crema hidratante para completar el tratamiento.

  2. La toalla que utilices para limpiarte después del tratamiento debe estar limpia y de preferencia debe tener textura suave.

  3. Cuando te acerques al vapor del agua cierra los ojos ya que éste puede afectar tu visión.

Consejos y advertencias

  • Lávate siempre las manos antes de tocarte la cara.
  • Puedes exfoliar suavemente tu piel después de usar el sauna y antes de aplicarte la crema hidratante.
  • Trata de colocar unas gotas de aceite esencial de eucalipto en el sauna e inhala el vapor de agua profundamente para mejorar la congestión.
  • Si tu sauna facial deja de producir vapor antes de que hayas terminado tu sauna, apaga la unidad, agrega más agua y vuelve a empezar.
  • Siempre debes tener el cuidado apropiado cuando uses aparatos eléctricos con agua, lee cuidadosamente y sigue todas las instrucciones del fabricante.
  • No muevas la unidad mientras contenga agua.
  • El vapor puede causar quemaduras; ten cuidado al usar un sauna facial.
  • No uses una unidad de sauna facial como un humidificador.
  • No utilices el sauna facial sin agua.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie crumley hill | Traducido por luis alberto fuentes schwab