Cómo utilizar el remojo en té para el olor del pie

Los pies con olor son comunes en niños y adultos que usan zapatos diariamente, de acuerdo con el American College of Foot and Ankle Surgeons. Es una condición de todo el año que puede ser causada por bacterias u hongos en los zapatos. En algunos casos, las bacterias se alimentan de la capa superior de la piel, lo que produce el olor maloliente, afirma el ACFAS. Pero no estás condenado a este problema embarazoso. La higiene de los pies adecuada, como cambiar los zapatos y calcetines diariamente, puede ayudarte. Además, los tratamientos naturales, como un baño de té calmante rico en taninos de secado de piel pueden controlar el olor de los pies.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • 3 o 4 bolsitas de té
  • Jabón
  • Agua
  • Toalla

Instrucciones

  1. Hierve tres o cuatro bolsitas de té en un cuarto de galón de agua durante unos 10 minutos, recomienda el "Libro del doctor de remedios caseros (Doctors Book of Home Remedies)".

  2. Lava bien tus pies y sécalos mientras las bolsas de té están hirviendo.

  3. Deja que la mezcla de té se enfríe durante 15 a 20 minutos, y luego remoja los pies en ella durante unos 20 a 30 minutos.

  4. Retira los pies del baño de té y sécalos bien. No enjuagues.

  5. Repite este proceso dos veces al día hasta que ya no se note el olor de los pies. Continúa remojando los pies en el té al menos dos veces a la semana como una medida preventiva.

Consejos y advertencias

  • No confíes únicamente en un remojo en té para controlar y prevenir el olor de pies. Lava tus calcetines o medias con frecuencia. Utiliza un paño o toalla de papel humedecido en alcohol para limpiar el interior de los zapatos y déjalos secar durante 24 a 48 horas.
  • Aplica un talco para los pies después de secar los pies para un control extra de los olores, o pasa un antitranspirante en las plantas de los pies.
  • Controla el sudor, el cual aumenta la actividad bacteriana que causa el olor del pie. Usa zapatos de punta abierta tanto como sea posible y no uses zapatos con materiales de goma o plástico.
  • Consulta a tu médico antes de cualquier tipo de baño de pies si tienes diabetes o un trastorno circulatorio.

Más galerías de fotos



Escrito por kay uzoma | Traducido por lucia ayala