Cómo utilizar pedales de bicicleta con correas

Las correas para dedos en los pedales mejoran el agarre del ciclista mientras anda en bicicleta. Las correas suelen venir combinadas con clips para los dedos, pero también pueden venir de manera separada. Andar en bicicleta con estos toma un poco de práctica y maniobras. La correa sujeta al pie al pedal. Cuando vas a detener la bicicleta debes quitar tu pie correctamente o perderás tu balance. Es necesario para tu seguridad que aprendas a utilizar las correas apropiadamente para evitar accidentes.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Coloca la bicicleta sobre una superficie estable, como una acera o piso de cemento. Súbete a la bicicleta y desliza un pie sobre el pedal y debajo de la correa.

  2. Toma la pieza final de la correa y tira hacia arriba para ajustarla alrededor de tu zapatilla. Debería estar firme pero no debe ser incómodo. Deberías poder deslizar tu pie hacia atrás con poca dificultad. Repite el proceso con el otro pie.

  3. Apoya la bicicleta en una puerta. Esto te servirá de soporte mientras te acostumbras a las correas. Empuja un pedal del todo hacia abajo, en la posición de las 6 en punto utilizando como referencia las agujas en un reloj. Esto moverá el otro pedal a la posición de las 12. Practica deslizar tu pie dentro y fuera de la correa. Coloca el pie en la parte trasera del pedal y muévelo hacia adelante dentro de la correa.

  4. Anda en bicicleta en un área abierta con poco tráfico. Voltea los pedales de manera que la correa quede hacia abajo. Practica mover tu pie hacia atrás y luego hacia adelante para voltear el pedal. Tu pie se deslizará dentro de la correa naturalmente a medida que el pedal se voltea. Vuelve a mover tu pie hacia atrás para despejar la correa antes de quitarlo del pedal. Una vez que perfecciones este movimiento con un pie, cambia y practica con el otro.

  5. Anda en bicicleta una vez que te sientas cómodo con la maniobra. Comienza con ambas correas apuntando hacia abajo. Voltea un pedal y desliza tu pie hacia adelante antes de voltear el segundo. Para detenerte, mueve un pie hacia atrás y luego fuera del pedal y apóyalo sobre el suelo antes de quitar el otro pie.

Consejos y advertencias

  • Si cambias tus zapatillas, vuelve a ajustar las correas antes de andar.

Más galerías de fotos



Escrito por darla ferrara | Traducido por ana grasso