Cómo utilizar pañales reutilizables

Los pañales reutilizables o los de tela, están ganando popularidad. Los de tela son suaves con la piel del bebé, sin productos químicos que puedan encontrarse en los pañales desechables y se usan una y otra vez, no tirándolos a un vertedero tras un solo uso. La curva de aprendizaje para comenzar una rutina de cambio de pañal puede ser intimidante. Saber qué esperar y lo que necesitas para poder usar y lavar pañales de tela en tu casa hará que la transición de los desechables a los de tela sea menos desalentadora.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Pañales de tela
  • Cremalleras
  • Toallitas (de tela o desechables)
  • Un cubo para pañal o una bolsa húmeda
  • Detergente para lavadora
  • Una lavadora
  • Una secadora de ropa

Instrucciones

  1. Lava los pañales de tela nuevos en agua caliente para aumentar su capacidad de absorción antes del primer uso. Si los pañales están hechos de algodón, bambú o cáñamo, lávalos y sécalos por lo menos tres veces en agua caliente antes del primer uso para deshacerte de los aceites naturales que inhiben la absorción. Asegúrate de que el detergente que utilices con los pañales de tela no tenga residuos.

  2. Fija un pañal limpio en tu bebé. Los pañales de bolsillo, All-in-Ones (AIOs) y All-in-2 o los pañales híbridos, se sujetarán con velcro o con broches de presión al igual que los pañales desechables. Los equipados con una cubierta separada podrían necesitar sujetarse con un alfiler u otro dispositivo de fijación antes de colocar una cubierta impermeable en la parte superior. Los pañales que son de talla única deberán ajustarse en la subida para adaptarse a tu bebé antes del primer uso.

  3. Retira el pañal mojado o sucio del bebé. Si están sucios, húmedos o tienen mucha caca tírala al inodoro. Si el bebé está lactando exclusivamente, no hay que tirar la caca ya que se disolverá fácilmente cuando se lavan.

  4. Despliega los pañales plegados y tira de las inserciones para asegurarte completamente que se limpien cuando se lavan. Dobla las lengüetas de velcro detrás contra las pestañas de lavado para que las lengüetas de velcro no se peguen a otros pañales en el lavado. Coloca los pañales usados en el cubo del pañal o en una bolsa.

  5. Lava los pañales usados. Vierte todo el contenido de tu cubo de pañal o bolsa en la lavadora. Enjuaga en frío sin detergente y luego ejecuta un ciclo de lavado completo caliente con detergente. Haz un enjuague extra frío para asegurar que no haya ninguna acumulación de detergente ya que puede causar mal olor de los pañales y disminuir la capacidad de absorción. Coloca los pañales en la secadora o cuélgalos fuera en un tendedero para que sequen.

Más galerías de fotos



Escrito por leslie stamper | Traducido por maria gloria garcia menendez