Cómo utilizar la mermelada de fresa para hacer una salsa para cubiertas

La mermelada de fresa (strawberry) es fácil de encontrar en cualquier tienda de comestibles, y debido a que ya están endulzadas y espesas, son muy fáciles de convertir en una salsa de postre o cubierta. La pectina, un agente de unión natural, mantiene a la mermelada espesa y también le dará a tu salsa de una consistencia deseable. Para asegurar que obtienes el mejor sabor de una salsa, utiliza la mermelada de la más alta calidad que puedas encontrar. No tenga miedo a derrochar en un tarro artesano o de producción local si crees que contiene las más frescas y más sabrosas bayas, porque serás recompensado con una cubierta fantástica.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Mermelada de fresas
  • Agua
  • Cacerola
  • Cuchara
  • Estufa

Instrucciones

  1. .

    Recoge alrededor de 1/2 taza de mermelada de fresa de la jarra para hacer salsa suficiente para cuatro personas. Coloca la mermelada en una cacerola pequeña.

  2. .

    Calienta la cacerola a fuego lento o medio en la estufa, revolviendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

  3. .

    Añade alrededor de 1 cucharada de agua a la sartén con la mermelada de fresa después de que haya tenido un minuto o dos para calentarse. Revuelve la cubierta constantemente, cocinando a fuego lento, hasta que las bayas comiencen a deshacerse y la salsa ​​desarrolle una consistencia vertible más delgada.

  4. .

    Toma una pequeña cucharada de salsa de la sartén y deja que se enfríe durante unos segundos. Prueba la salsa, y revuelve 1 cda. de azúcar o miel si te gustaría que tuviera una dulzura más pronunciada.

  5. .

    Apaga el fuego cuando la salsa haya alcanzado la consistencia que deseas. Deja que se enfríe durante 10 a 15 minutos o hasta que esté lo suficientemente delgada como para verter, pero ya no esté caliente. Si la salsa se ​​espesa demasiado, simplemente caliéntala en la estufa por un minuto o dos.

Consejos y advertencias

  • La mermelada puede utilizarse por sí sola como cubiertas dulce si estás presionado por el tiempo. La Food Network Emeril Lagasse sugiere el uso de fresas en conserva para cubiertas de budín de pan, pero también podrías agregarlo en los waffles o gofre, tostadas francesas, panqueques o panecillos.
  • Combina fresas frescas o congeladas a tus mermeladas para hacer una salsa más sabrosa. La revista "Eating Well", sugiere poner 1 taza de bayas frescas o congeladas en rodajas con 1 cucharada de azúcar y dejar reposar la mezcla a temperatura ambiente durante aproximadamente 30 minutos. Vierte en la salsa con la mermelada justo antes de servir.
  • La salsa puede mostrarse muy caliente después de que se termine de cocinar. Para hacer que se enfríe más rápidamente después de que la quites del fuego, puedes transferirla a un recipiente no reactivo o coloca la olla en el refrigerador por unos minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por enrique alejandro bolaños flores