Cómo utilizar una máquina elíptica correctamente

La máquina elíptica –uno de los equipos más comunes que se encuentran en los gimnasios de todo el país– parece sencilla: si puedes caminar, probablemente puedes usar una de estas máquinas. Depende de cómo la uses obtendrás buenos resultados o mantendrás una mala postura mientras trabajas en ella. Si eres nuevo usando una elíptica o no estás seguro si la estás usando correctamente, tómate el tiempo para aprender las bases para conseguir un mejor entrenamiento más seguro.

Conocer la máquina

Los aficionados a la actividad física conocen la elíptica. Por desgracia, hablar de la máquina no te familiarizará con un modelo de elíptica. Si has adquirido una para tu uso personal, toda la información que necesitarás está en el manual de instrucciones. Léelo cuidadosamente para asegurarte de que la instalación se haya completado correctamente y para saber cómo operar la máquina antes de subirte en ella. Si estás utilizando una máquina elíptica en un gimnasio, pídele a un empleado que haga una demostración, incluso si has utilizado anteriormente modelos similares. Los diferentes modelos tienen distintas características de seguridad, manejo y programación que debes conocer antes de comenzar a usarlas.

Manejar la elíptica

Por dos razones todas las máquinas elípticas estándar tienen manubrios. La primera, es una medida de seguridad que funciona como punto de apoyo, y en segundo lugar, es una forma de mantener tus brazos en movimiento junto con tus piernas para lograr una mejor eficacia del ejercicio. Un error común es agarrar los manubrios con mucha fuerza, según indica el American Council on Exercise. Un agarre ligero debe ser suficiente. Mientras trabajas en la máquina elíptica, comienza con los pedales en posición neutra, uno junto al otro y paralelos al suelo. Agarra los manubrios al montarte en los pedales y mantén la posición neutra mientras programas la máquina.

Características del modelo

Las elípticas más modernas ofrecen un gran número de características y necesitarás sentirte cómodo con ellas para aprovechar la máquina al máximo. Puedes ajustar la resistencia de los pedales de menor a mayor, dependiendo de tu comodidad y fuerza. Tu máquina también puede ofrecer programas que automáticamente ajustan la resistencia durante todo el entrenamiento. Otras máquinas ofrecen monitores de frecuencia cardíaca para que puedas mantener tu ritmo cardiaco en la zona objetivo y lograr un entrenamiento más efectivo. Lo mejor es que hagas los ajustes y cambies la programación y resistencia antes de comenzar a ejercitarte, según indica Consumer Reports. Tratar de presionar botones y cambiar el programa mientras estás en movimiento puede ser peligroso.

Postura correcta

Para finalizar, necesitarás tener una buena postura para usar la máquina elíptica correctamente. El American College of Sports Medicine indica que si tienes que apoyarte en la barra delantera, el nivel de resistencia puede estar muy alto. En su lugar, debes poder pararte derecho. Imagina un pedazo de cuerda que ata tu cabeza con el techo. A medida que te familiarices con la elíptica, podrás incrementar tu resistencia o incluso pedalear hacia atrás para aumentar la intensidad de tu entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por pattricia patino