¿Se puede utilizar el jugo de limón para eliminar las verrugas?

Cuando las verrugas aparecen, los médicos las tratan con exfoliaciones químicas, inyecciones dolorosas, quemándolas o congelándolas. Si todos estos procedimientos suenan un poco como la tortura, probablemente preferirías vivir con una verruga que ver a un médico. Muchos remedios naturales, sin embargo, son tan eficaces como un tratamiento químico o quirúrgico. Son más seguros y más suaves para tu cuerpo, también. El jugo de limón es una opción para la eliminación de verrugas, haciéndolo tú mismo. La acidez del jugo de limón descompone las verrugas gradualmente, por lo general van a desaparecer en unas pocas semanas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Limón
  • Bolas de algodón
  • Cebolla (opcional)

Instrucciones

  1. Corta un limón por la mitad y luego rebana una pequeña cuña.

  2. Sostén la cuña de limón sobre una bola de algodón. Exprime el limón para extraer el jugo. Sigue apretando hasta que el algodón se empape con jugo.

  3. Frota la verruga con la bola de algodón varias veces. No es necesario enjuagar para eliminar el jugo.

  4. Aplica una cucharada de cebolla cruda finamente picada a la verruga, si se desea. Agrega la cebolla durante 15 minutos, luego retira. Las cebollas pueden aumentar la eficacia del tratamiento del jugo de limón.

  5. Repite este proceso dos veces por día hasta que la verruga desaparezca.

Consejos y advertencias

  • Si el jugo de limón no funciona para tus verrugas, trata con cáscaras de plátano. Frota una cáscara de plátano en la verruga hasta cuatro veces al día durante cinco a siete días. El ajo crudo, un antiviral, podría también funcionar. Si no quieres frotar un ajo en tu piel, toma cápsulas de ajo en su lugar.
  • El ácido tánico en el té puede ayudar a eliminar las verrugas. Presiona una bolsita de té usada sobre la verruga durante 15 minutos una vez al día.
  • Una dieta rica en cinc puede evitar las verrugas. Trata de comer más alimentos que contengan cinc, como las espinacas, col, pepinos, perejil y coles de Bruselas.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por gabriela nungaray