Cómo utilizar un horno para hacer que el pan crezca

Hay cierta magia en el arte de hornear pan. Comienzas con un trozo de masa y terminas con un pan ligero y fibroso; siempre que hayas seguido los pasos correctos. Un organismo unicelular llamado levadura es lo que hace que la masa del pan suba. La levadura está inactiva hasta que se le expone al calor y se alimenta con el azúcar. A medida que lo hace, la levadura libera dióxido de carbono, lo cual llena la masa con burbujas. La levadura necesita de un cálido ambiente sin corrientes de aire (tal como tu horno) para hacer que el pan crezca adecuadamente. Prepara la masa según las instrucciones de la receta, luego métela al horno y serás recompensado con un terrón bien inflado unas horas más tarde.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Tazón
  • Aceite
  • Toallas de papel
  • Aceite en aerosol
  • Brocha

Instrucciones

  1. Engrasa con aceite un tazón grande de vidrio o metal. Puedes utilizar aceite en aerosol o frotar una cucharada de aceite en todo el interior del tazón con una toalla de papel. Coloca la bola de masa en su interior.

  2. Barniza la parte superior de la masa con otra cucharadita de aceite. Cubre la bola con un paño de cocina limpio y seco.

  3. Si tienes una estufa eléctrica, prende el horno a la temperatura más baja durante uno o dos minutos. Apaga el horno. Pon una olla con agua muy caliente en la parte posterior del horno, para así añadirle humedad.

  4. Coloca el tazón dentro del horno y enciende la luz de éste si es que estás utilizando una estufa eléctrica. Si tienes una estufa de gas, la luz del piloto proporcionará suficiente calor y no hay necesidad de precalentar el horno. Cierra la puerta. La temperatura ideal para que la masa de pan crezca es entre 80 y 90 grados Fahrenheit.

  5. Saca la masa del horno una vez que haya duplicado su tamaño. Dependiendo de la receta, el primer crecimiento tomará una o dos horas.

  6. Dale forma a la masa en rollos o en panes y colócalos en cacerolas apropiados. Barnizalos en la parte superior con aceite y cúbrelos con un paño limpio. Vuelve a poner las cacerolas en el horno con la luz o el piloto prendido, hasta que los rollos o panecillos casi hayan alcanzado su tamaño completo. El segundo crecimiento tomará alrededor de una hora.

  7. Saca del horno los rollos o panecillos y quitales el paño. Precalienta el horno y hornea el pan de acuerdo con las instrucciones de la receta.

Consejos y advertencias

  • El microondas es otro espacio cálido y sin corrientes de aire donde puedes poner a crecer la masa. Calienta una taza de agua en el microondas durante unos minutos para añadirle humedad. Coloca la masa cubierta de tela en el microondas y cierra la puerta.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por ana karen salgado beltrán