Cómo utilizar una crema de alisado

Escrito por Kristeen Cherney | Traducido por Silvina Ramos
La crema de alisado es el primer paso para alisar los mechones.
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Lograr tener un cabello liso puede ser todo un desafío, especialmente si tienes mechones rizados o crespos. Si bien los estilistas pueden ofrecer soluciones permanentes en formato de alisadores, existen opciones caseras menos costosas disponibles a través de las cremas de alisado. Las cremas de alisado de cabello no son permanentes, lo que te provee más flexibilidad al peinarte. Si estás lista para probar una crema de alisado, consigue las herramientas y técnicas correctas antes de empezar.

Aplicar crema

Cuando tu cabello esté húmedo, toma con una pequeña cantidad de crema de alisado y frota en la palma de las manos. En caso de tener cabello largo, tal vez se deba usar un cuarto de crema.

Comienza en las raíces y distribuye equitativamente la crema de alisado sobre el cabello.

Continúa con un peine de dientes anchos para aplicar de forma pareja.

Alisar con instrumentos calientes

Secciona el cabello con la ayuda de horquillas y seca a potencia media. Utiliza un cepillo ancho de paleta con cerdas suaves para realzar los efectos de la crema.

Para obtener el mejor alisado, plancha el cabello en secciones de dos pulgadas.

Aplica laca para conservar el estilo.

Consejo

Para obtener mejores resultados, utiliza un champú y acondicionador de alisado para aflojar los rizos y rulos. Aplica aerosol protector contra el calor antes de utilizar el secador o planchar el cabello para que no se crespe.

Advertencias

Evita el contacto del producto con la cara y mantén las cremas de alisado fuera del alcance de los niños.