Cómo utilizar cilantro fresco

El cilantro se caracteriza por tener distintivas hojas dentadas y un sabor fuerte, que a menudo está presente en platillos mexicanos, pero esta hierba fresca se lleva bien con una variedad de alimentos. Añade cilantro en sopas, sándwiches, salsas y en tus guisos. Crecer tu propio cilantro te da acceso constante a sus hojas frescas. Sin embargo, si compras el cilantro en la tienda, evita las hojas y los tallos que estén mustios, marchitos o de color irregular. Utiliza de inmediato el cilantro para obtener un mejor sabor.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

    Instrucciones

  1. Separa del manojo la cantidad de cilantro que deseas utilizar en tu receta.

  2. Llena un recipiente con agua fría y revuelve el cilantro en el agua para eliminar la suciedad, los insectos o texturas arenosas de las hojas.

  3. Agita suavemente las hojas del cilantro para eliminar el agua que queda en ellas.

  4. Coloca el cilantro sobre papel de cocina y da golpecitos en la parte superior de las hojas con otra toalla de papel.

  5. Desecha las hojas que estén amarillas o marchitas. Si las hojas del tallo están sólo un poco marchitas, corta el extremo del tallo y ponlo en agua fría. Las hojas se avivarán un poco, haciendo las hojas utilizables.

  6. Quita las hojas que deseas utilizar para el platillo. Los delgados tallos cerca de las hojas pueden ir en tu comida, pero las partes más gruesas de los tallos son masticables, sobre todo en platos que no se cocinan.

  7. Corta las hojas en trozos pequeños con unas tijeras de cocina o con un cuchillo, si es necesario. Limita el cortar las hojas, si es posible, ya que se maltratan fácilmente.

  8. Agrega cilantro fresco en salsa, guacamole, ensalada u otras salsas para una explosión de sabor.

  9. Esparce cilantro fresco en sándwiches, en ensaladas y como guarnición de platos de pasta.

  10. Agrega cilantro en sopas, guisos y chili en los últimos minutos de cocción. Esto permite que el cilantro le dé sabor a la sopa sin llegar a ponerse demasiado marchito.

  11. Mezcla el cilantro en cazuelas antes de hornearlas. Como fuego alto reduce el sabor de la hierba un poco, adorna la cazuela con cilantro adicional después de que se cuece al horno.

  12. Prepara un adobo de productos avícolas con aceite de oliva, jugo de limón, cilantro, ajo, comino, sal y pimienta. Marina la carne por lo menos una hora antes de hornear o asar a la parrilla para obtener mejores resultados.

  13. Añade cilantro a la carne o platos salteados de verduras al final de sus tiempos de cocción.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por mayra cabrera