Cómo utilizar una caminadora para reducir el tamaño de la pantorrilla

Las pantorrillas delgadas, tonificadas van bien con cualquier tipo de cuerpo y lucen con cualquier indumentaria, pero pueden ser desalentadoramente difíciles de lograr. Las actividades cotidianas como caminar y subir escaleras fortalecen los músculos de la pantorrilla con cada paso, y correr en una caminadora las desarrolla aún más.Al igual que cualquier músculo, se consiguen pantorrillas más fuertes, entre más grandes se vuelvan. Afortunadamente, el estiramiento diario de las pantorrillas puede contrarrestar el efecto de relleno de trabajarlas. Para lograr unas pantorrillas esbeltas dignas de lucirse con botas, elimina la grasa mediante el ejercicio en una caminadora y después alarga los músculos debajo mediante el estiramiento.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

    Instrucciones

  1. Camina enérgicamente en una cinta durante al menos 150 minutos por semana. Alternativamente, corre en una caminadora por 75 minutos cada semana. Distribuye tu ejercicio por más de 4 a 6 días. No puedes reducir ciertos puntos de tus pantorrillas al ejercitarlas de forma específica, pero puedes perder grasa de ahí como parte de la pérdida de peso total.

  2. Estira las pantorrillas durante dos minutos después de utilizar la caminadora. Párate con los pies apuntando hacia delante y da un paso adelante con un pie. Flexiona la rodilla de la pierna hacia delante hasta que esté por encima de tu tobillo y luego mueve el pie hacia atrás más lejos detrás de ti hasta que sientas un estiramiento en el músculo de la pantorrilla. Asegúrate de que todavía puedes mantener tu talón en el suelo y que tu pie trasero sigue apuntando hacia adelante.

  3. Presiona el talón hacia atrás en el suelo para aumentar el estiramiento. Mantén la posición durante un minuto y, a continuación, repite con la otra pierna.

  4. Toma una clase de yoga. Muchas posiciones de yoga tradicional, como el perro boca abajo y el guerrero I, estiran los músculos de la pantorrilla profundamente. Practical yoga al menos dos veces por semana para desarrollar el tono muscular fuerte y delgado en todo el cuerpo, incluso en las pantorrillas.

  5. Opta por una dieta sana con muchas frutas y verduras, carnes magras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa. Limita la cantidad de azúcar, grasas y alimentos procesados ​​que comes. Una dieta balanceada como ésta te ayudará a quemar más calorías que las que consumes.

Consejos y advertencias

  • Sé paciente mientras desarrollas fuerza y flexibilidad. Los cambios en el cuerpo toman tiempo.
  • Platica con tu médico antes de realizar cambios mayores a tu rutina de ejercicio o dieta.
  • No estires tus pantorrillas parándote con tus dedos sobre un escalón dejando caer tus talones del borde. De acuerdo con la maestra de yoga Julie Gudmestad, esto es un estiramiento demasiado fuerte para ser considerado seguro.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie mitchell | Traducido por mayra cabrera