Cómo utilizar bolas medicinales chinas para las manos

Las bolas medicinales chinas, también llamadas bolas chinas Baoding, bolas contra el estrés o bolas de ejercicio, se remontan hasta la época de la dinastía Ming, de 1368 a 1644, de acuerdo al sitio web The Soko. Estas bolas talladas con madera o piedra usualmente se utilizan más como elemento decorativo que como herramienta de ejercicios. Las bolas metálicas huecas que crean un sonido de campanadas al chocar entre sí son el tipo más común de bolas medicinales terapéuticas. Las bolas medicinales chinas ayudan a combatir el estrés, desarrollar tono muscular en las manos y dedos y a mejorar la circulación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Bolas medicinales chinas

Instrucciones

  1. Coloca dos bolas medicinales chinas en la palma de una mano. Cierra tu palma y dedos sobre las bolas, formando un agarre holgado.

  2. Rota las bolas medicinales chinas en dirección de las manecillas del reloj, usando tus dedos y tu palma. Sigue rotando las bolas en este sentido, dando cinco revoluciones completas.

  3. Detén la rotación en dirección de las manecillas del reloj después de las cinco revoluciones. Rota tus dedos y palma contra las manecillas del reloj, haciendo girar las bolas chinas de esta forma por otras cinco revoluciones.

  4. Cambia de mano, colocando las bolas en la palma de tu otra mano. Repite el ejercicio en dirección de las manecillas del reloj y en sentido contrario, al igual que hiciste con tu otra mano.

Consejos y advertencias

  • Una vez que te acostumbres a rotar dos bolas medicinales chinas, prueba agregando una tercera, cuarta, y finalmente, una quinta bola a la rotación.
  • Comienza lentamente y avanza hasta manejar más de dos bolas. Aunque ejercitarse con bolas medicinales chinas puede ser muy útil, el uso excesivo puede causar calambres y dolores musculares. Si empiezas a sufrir dolor mientras realizas los ejercicios, tómate un descanso de algunos días.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por pau epel