Cómo utilizar la bola de gimnasia para bajar de peso

Escrito por Heather Steele | Traducido por Martin Santiago
Las pelotas de gimnasio se pueden usar para los ejercicios aeróbicos y anaeróbicos.

Un buen plan de ejercicios debe consistir en actividades aeróbicas y anaeróbicas, y todas pueden hacerse en casa con una pelota de gimnasia. Los ejercicios aeróbicos ayudan a aumentar tu ritmo cardíaco y quemar calorías. La pérdida de peso es el resultado de un déficit de calorías: 1 libra equivale a 3.500 calorías. Los ejercicios anaeróbicos construyen y fortalecen los músculos.

Coloca la pelota en el suelo, siéntate delante de ella y recuéstate sobre la pelota para ejercitar el equilibrio, luego levanta un poco las piernas del piso y haz un movimiento de bicicleta. Repite este movimiento hasta que hayas completado un intervalo de tiempo preestablecido.

Párate frente a una pared con las piernas separadas un ancho de hombros. Coloca la pelota detrás de la espalda y recuéstate contra la pared. Baja el cuerpo hasta una posición en cuclillas y luego vuelve a pararte. Esto te ayudará a ejercitar tus glúteos y cuádriceps. Completa tres series de 12 a 15 repeticiones.

Coloca la pelota en el suelo, rueda tu cuerpo sobre ella hasta que quedes en equilibrio con la pelota debajo de tu estómago en una posición de plancha. Baja a una posición prona, doblando los brazos, luego vuelve a la posición vertical y repite. Esto hará trabajar tus músculos deltoides, pectorales y tríceps. Completa tres series de 12 a 15 repeticiones.

Coloca las manos sobre la pelota en frente de ti. Rueda lentamente hacia adelante, llevando la pelota lo más lejos que puedas sin romper la línea recta de la espalda. Lleva los codos hacia la pelota y contrae los abdominales para empujarte de nuevo a la posición inicial. Haz tres series de 12 a 15 repeticiones cada una.

Consejo

Los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan 150 minutos de ejercicio a la semana.

Calienta tus músculos antes del ejercicio para aflojarlos.

Estira después del ejercicio.

Advertencias

Habla con tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.

Evita cualquier ejercicio que cause dolor o molestias.

Si es necesario, sostente con una pared o apuntala el balón contra algo sólido para mayor estabilidad.