Cómo utilizar aretes de aro pequeño

La perforación del oído es uno de los primeros tipos de modificación corporal. Fue reemplazado por la popularidad de los aretes de clip en la década de 1900, pero las orejas perforadas regresaron con estilo en la década de 1950. Muchas personas traspasaron sus propios oídos en casa hasta que las joyerías y los médicos empezaron a ofrecer el servicio. Algunas personas perforaban sus orejas, quitaban los aretes por un tiempo y más tarde encontraban los orificios cerrados. Volver a perforar puede ser doloroso, ya que el nuevo agujero generalmente va a través del tejido de la cicatriz, así que era más fácil tratar de reabrir el agujero existente con un arete de aro pequeño

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Revisa tus perforaciones para asegurarte de que los orificios están totalmente curados. Según Osiris Body Piercing, las orejas toman alrededor de seis semanas para sanar completamente. Durante el tiempo de curación, mantén los mismos aretes en las orejas que el perforador utilizado para perforarlas. Osiris sugiere no usar aretes de aro pequeño hasta que los agujeros estén completamente curados porque están hechos de un alambre delgado y pueden actuar como un "cortador de queso", causando que la perforación se expanda y potencialmente causar una cicatriz en la oreja.

  2. Selecciona un tamaño de arete de aro pequeño. Estos vienen en una variedad de formas y tamaños, y se crearon para mantener la abertura en el oído mientras que proporcionan comodidad. Los más populares son los aros continuos que se mantienen planos junto al oído mientras se duerme, y proporcionan movilidad para que no aumente la perforación alrededor del arete.

  3. Sostén los extremos del arete entre el pulgar y el dedo índice de cada mano. Tira separando suavemente los dos extremos. El sitio web, Florida jeweler Maggie Imhof sugiere girar mientras tiras para extraer el extremo libre del broche circular sin dañar el arete.

  4. Pulsa el extremo libre del arete de aro pequeño a través de tu oído perforado. Gira el arete de manera que el cierre y el extremo libre estén por debajo de tu oreja. Usa ambas manos para presionar los extremos para que el extremo libre capture el broche circular. Desliza el arete alrededor para que la sección del broche se esconda detrás de tu oreja.

Más galerías de fotos



Escrito por sari hardyal | Traducido por roberto garcia de quevedo