Cómo utilizar aceites esenciales de orégano

El aceite esencial de orégano es una fuente rica de defensa contra los virus, bacterias, hongos y parásitos. La planta de orégano ha sido valorada durante siglos por sus cualidades protectoras y los beneficios que confiere. Steven Foster, autor de "Herbal Renaissance", sugiere que el aceite esencial de orégano pueda ayudar a las dolencias de la indigestión y diarrea, tensión nerviosa, picaduras de insectos, dolor de muelas, dolor de oídos, reumatismo y tos debido a la tos ferina o a la bronquitis. El orégano más salvaje y poderoso crece en las regiones mediterráneas exuberantes y es una fuente rica de una larga lista de minerales como el magnesio, calcio, zinc, hierro, potasio, boro, cobre y manganeso. Si estás embarazada o eres epiléptico o tienes daños en el hígado, cáncer o cualquier otro problema médico, usa aceites solamente con orientación profesional. Debes realizarte una prueba de parche cutáneo antes de usar un aceite que nunca hayas usado antes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Coloca de dos a cuatro gotas de aceite esencial de orégano en un difusor de aceite durante dos horas o durante la noche para ayudar con la tos, congestión e inflamación del seno. También puedes diluir tres gotas de aceite en aceite de almendras y aplicar la solución en el pecho y debajo de las fosas nasales.

  2. Aplica diez gotas de aceite esencial de orégano en un paño de algodón limpio y úsalo como un limpiador antiséptico natural en muebles, encimeras, juguetes y útiles de oficina. Utiliza el aceite de orégano en la cocina y en el lugar de trabajo para mantener un ambiente saludable que esté libre de riesgosos limpiadores comerciales con productos químicos abrasivos.

  3. Combina dos cucharadas de aceite de oliva o de aceite de coco con una cucharadita de aceite de orégano. Muchos médicos y naturópatas consideran seguro diluir el aceite esencial de orégano con aceite de oliva, de almendras dulces, de semilla de uva o de jojoba y aplicar la solución directamente en el área de la infección. Puedes aplicar la solución mezclada a las encías para tratar la enfermedad de las encías, o en los forúnculos, verrugas o cualquier otra enfermedad de la piel. El sitio web de Alive.com recomienda que no utilices la solución directamente sobre la piel durante más de 10 días consecutivos.

  4. Agrega ocho gotas de aceite esencial de orégano a un dispensador de jabón liquido para manos para fortalecer la acción de limpieza y la eliminación de bacterias, así como para favorecer la cicatrización de las heridas. Mezcla los dos compuestos. También puedes utilizar de cinco a siete gotas de aceite en champúes y acondicionadores para apoyar la salud del cuero cabelludo y tratar la caspa. No apliques los aceites esenciales sin diluir, absolutos, CO2s u otras esencias concentradas en la piel.

Consejos y advertencias

  • No ingieras ningún aceite sin consultar a un médico naturista cualificado.
  • Ten mucha precaución al utilizar aceites con los niños y dales solamente los aceites más suaves en dosis muy bajas.

Más galerías de fotos



Escrito por colleen meheen | Traducido por maria gloria garcia menendez