¿Para qué se utiliza el inositol?

El inositol, una molécula de carbohidrato que el cuerpo fabrica a partir de la glucosa, funciona en parte como una molécula de señalización en la regulación de la insulina, el calcio, la serotonina y el colesterol, y en la transmisión nerviosa. El inositol es considerado como un miembro de la familia del complejo B de las vitaminas. Los frijoles, el arroz integral y las nueces son buenas fuentes dietéticas de inositol, y las investigaciones han revelado evidencia confiable respecto al gran alcance de los beneficios que proporciona a la salud.

Síndrome de ovario poliquístico

El inositol puede mejorar los síntomas asociados con el síndrome de ovario poliquístico, según un estudio publicado en el diario "Fertility and Sterility" ("Fertilidad y esterilidad") en febrero del 2011. En ese estudio, las pacientes con resistencia a la insulina y síndrome de ovario poliquístico - un trastorno endocrino que afecta la fertilidad- que se sometieron a tratamientos de fertilidad y tomaron inositol mostraron una mejora del 33,3% en la tasa de embarazos, en comparación con el 13,3% en el grupo de control que no lo tomó. Los investigadores concluyeron que el inositol puede ser útil en el tratamiento del síndrome de ovario poliquístico.

Anticáncer

El inositol puede tener propiedades anticáncer, dicen los investigadores de un estudio publicado en la revista "Biochemistry" ("Bioquímica") en diciembre del 2010. En el estudio de cultivo de tejidos, el inositol inhibió la formación de vasos sanguíneos y disminuyó el crecimiento del tumor mediante la inhibición de la actividad del factor de crecimiento de fibroblastos ácidos, un gen que normalmente promueve el crecimiento celular y la reparación de tejidos, pero también puede promover el crecimiento y la invasividad del tumor canceroso.

Efectos sobre la serotonina

El mioinositol es la forma más común del inositol, y puede ofrecer beneficios en el tratamiento de la depresión y la ansiedad, según un estudio publicado en la revista "Metabolic Brain Disease" ("Enfermedades metabólicas del cerebro") en junio del 2004. Las altas dosis de inositol también mejoran los trastornos obsesivo-compulsivos y de pánico, dicen los investigadores. El estudio de cultivo de tejidos comparó los efectos del inositol con los de los medicamentos de imipramina y fluoxetina, mejor conocidos como Tofranil y Prozac, encontrando que el mioinositol reduce la función receptora de la serotonina de forma similar a la fluoxetina, ya que impide la reabsorción de la serotonina al mantenerla activa. Los investigadores concluyeron que los resultados de su estudio proporcionan una nueva comprensión acerca del funcionamiento del inositol para mejorar la depresión.

Depresión

Un estudio de meta-análisis (una revisión de investigaciones previamente publicadas) sobre los efectos del inositol para la depresión no encontró ningún beneficio claro. El informe concluyó que en cuatro ensayos a corto plazo, incluyendo 141 participantes, no se observó ninguna evidencia de beneficio terapéutico para la depresión con el inositol como terapia única o en combinación con otros tipos de terapia. Los investigadores señalaron que no se observaron efectos adversos debidos al inositol, y pidieron más estudios para definir con mayor claridad el papel del inositol en la prevención o el tratamiento de la depresión. El informe fue publicado en la "Cochrane Database of Systematic Reviews" ("Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas") en el 2004.

Más galerías de fotos



Escrito por tracey roizman, d.c. | Traducido por josé antonio palafox