Usos de la Fucus vesiculosus

La Fucus vesiculosus, un tipo de alga conocida como fucus, es importante en la medicina alternativa para el tratamiento de muchos trastornos de la salud. Está disponible como un suplemento en forma de tabletas, cápsulas y extractos, y la gente también la utiliza en ensaladas, sopas y guisos. Desde 2010, las investigaciones no han podido demostrar su efectividad para tratar algún problema de salud, de acuerdo con U.S. National Institutes of Health (NIH), porque la mayoría de los estudios han sido realizado en laboratorios y no han involucrado a seres humanos. Las personas deben tener cuidado al tomarlo como un suplemento o consumirlo en grandes cantidades, ya que tiene un alto contenido de yodo que puede tener efectos secundarios negativos, y con frecuencia está contaminada con metales pesados.

Hipotiroidismo

Debido a que esta alga contiene yodo, podría ser útil para el tratamiento de la insuficiencia tiroidea (hipotiroidismo) causada por los bajos niveles de yodo en el cuerpo. University of Maryland Medical Center (UMMC) advierte que la mayoría de los casos de insuficiencia tiroidea en los países desarrollados no se deben a la deficiencia de yodo, y las personas deben consultar a un médico antes de usar la para este propósito. El exceso de yodo en realidad puede causar hipotiroidismo y también puede conducir a una tiroides hiperactiva (hipertiroidismo).

Beneficios anti-estrogénicos

La Fucus vesiculosus y otros tipos de algas tienen efectos anti-estrogénicos, de acuerdo con Memorial Sloan-Kettering Cancer Center (MSKCC), lo que puede explicar el menor riesgo de cánceres relacionados con el estrógeno en las poblaciones asiáticas. La Fucus vesiculosus también puede mejorar algunos problemas con la menstruación. Durante un estudio publicado en la edición del 4 de agosto 2004 de BMC Complementary and Alternative Medicine, los autores administraron el alga a tres mujeres pre-menopáusicas que experimentaban ciclos anormales u otros problemas relacionados con la menstruación. El alga pareció alargar el ciclo menstrual y tener efectos anti-estrógenos. El exceso de estrógeno se asocia con la retención premenstrual de líquidos, aumento de peso, cambios de humor, dolores de cabeza y calambres menstruales.

Potencial contra el cáncer

Existen varios tipos de algas, incluyendo la Fucus vesiculosus, que han demostrado un potencial para prevenir y tratar el cáncer ​​en estudios en animales y de laboratorio, según los NIH. La Fucus vesiculosus puede suprimir el crecimiento de células cancerosas.

Reducción de azúcar en la sangre

El extracto de Fucus vesiculosus puede reducir los niveles de glucosa en la sangre, por lo que es útil para el tratamiento de personas con diabetes. Este uso potencial se basa sólo en investigaciones con animales, de acuerdo con los NIH, y los estudios fiables en humanos son insuficientes.

Efectos cardiovasculares

La Fucus vesiculosus contiene fucanos y fucoidanos, componentes que han demostrado propiedades anticoagulantes, o adelgazadoras de la sangre, en investigaciones de laboratorio, de acuerdo con los NIH. Además, el fucosterol en esta sustancia reduce los niveles de colesterol en el plasma, según ha explicado el MSKCC. Esta alga puede disminuir la presión arterial, ya que inhibe la enzima convertidora de la angiotensina. Los medicamentos con este efecto, llamados inhibidores de la ECA, son comúnmente utilizados para tratar la presión arterial alta.

Efectos anti-envejecimiento

Un estudio publicado en la edición de enero/febrero de 2002 de Journal of Cosmetic Science determinó que el extracto de Fucus vesiculosus posee propiedades anti-envejecimiento y puede ser útil como ingrediente cosmético. El estudio encontró que al aplicar un gel que contiene un 1% de este extracto en la piel de las mejillas dos veces al día durante cinco semanas redujo el espesor de la piel y mejoró la elasticidad en comparación con las sustancias de control. Los autores señalan que el grosor de la piel de las mejillas normalmente aumentan con la edad, mientras que la elasticidad disminuye.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley moore | Traducido por patricia a. palma