Usos del Rosebud Salve

El Rosebud Salve Smith's, que fue inventado en 1895, es un producto de belleza para varios propósitos. Sus principales ingredientes son aceite de semillas de algodón, de rosa y otros aceites esenciales y petrolato o vaselina. Este producto es fabricado y comercializado por Rosebud Perfume Company, que fabrica una variedad de bálsamos diferentes. Tanto el bálsamo con las latas en las que se vende son fabricados en Estados Unidos. El Rosebud Salve puede utilizarse como bálsamo para los labios, como producto para el cabello y como humectante para varios propósitos.

Bálsamo labial

El Rosebud Salve actúa como bálsamo labial, según el sitio web del fabricante. La compañía lo recomienda tanto para humectar los labios como para dar un brillo con un tinte ligero. También se puede mezclar con o colocar encima del lápiz labial para darle un brillo extra.

Cicatrizante

Rosebud Perfume Company recomienda su producto principalmente como una forma de curar la piel reseca o resquebrajada, como es el caso de los labios agrietados, las cutículas que se desprenden y los codos, rodillas y talones ásperos. Según FrappeLattes Beauty and Lifestyle Blog, el Rosebud Salve también se puede aplicar en quemaduras leves, como las causadas por el rizador, para aliviar el dolor y tal vez acelerar la curación.

Cabello

El Rosebud Salve también funciona como forma de domar el cabello rebelde, según FrappeLattes Beauty and Lifestyle Blog. Frota una pequeña cantidad sobre las puntas de tus dedos y úsalo para suavizar los mechones de cabello rebelde o con exceso de estática. El bálsamo también funciona como acondicionador de pestañas, que ayuda a la máscara a adherirse suavemente a las pestañas y como producto para acicalar las cejas aplicado con un pincel apropiado para tal fin.

Maquillaje

El Rosebud Salve actúa como cosmético y como removedor de maquillaje para ojos, según Living Frugal Tips. Coloca una pequeña cantidad en tus mejillas para darle a tu rostro un brillo suave. Al retirar el maquillaje de los ojos, frota una pequeña cantidad de bálsamo en las puntas de tus dedos y luego sobre las pestañas. El bálsamo quita suavemente el maquillaje de los ojos, sin dañarlos y sin la necesidad de frotar o tironear la delicada piel de esta zona.

Más galerías de fotos



Escrito por a.l. kennedy | Traducido por paula santa cruz