Usos del aceite de mostaza

El aceite de mostaza es apreciado para estimular el crecimiento del cabello y su uso en numerosas aplicaciones de cuidado de la piel. No debe confundirse con el aceite esencial de mostaza. El aceite de mostaza prensado en frío y sin refinar se produce mediante el prensado de semillas de mostaza para extraer su aceite. Es la opción preferida en tratamientos de belleza. El aceite esencial de mostaza se somete a un proceso de extracción que produce el compuesto isotiocianato de alilo, un irritante de la piel. Por lo tanto, no uses estos dos aceites de forma indistinta.

Aceite de mostaza para la piel

Debido a sus propiedades antibacterianas y antihongos, el aceite de mostaza prensado en frío es componente de muchos remedios caseros para afecciones de la piel, como eczema, erupciones cutáneas o infecciones. Para obtener los beneficios del aceite de mostaza, toma un baño caliente o una ducha para abrir los poros y masajea el aceite de mostaza en las zonas afectadas. Para un tratamiento facial que dé brillo a la piel, mezcla aceites de coco y mostaza en un tazón pequeño y aplica sobre la cara en círculos suaves y hacia arriba durante 5 minutos. Con un paño suave y húmedo, limpia tu cara suavemente.

Aceite de mostaza para el cuidado del cabello

El aceite de mostaza está lleno de vitaminas y nutrientes que nutren las raíces de tu cabello y ayudan a prevenir el encanecimiento prematuro. Simplemente masajea el aceite de mostaza en tu cuero cabelludo la noche antes del lavado para tratar infecciones del cuero cabelludo y cabello dañado y seco. El aceite de mostaza es conocido por sus efectos estimulantes. Un masaje nocturno de aceite de mostaza aumenta la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y nutre los folículos del cabello.

Más galerías de fotos



Escrito por tara thomas | Traducido por analia moranchel