Usos del aceite de coco virgen

El aceite de coco virgen, de pulpa de coco maduro fresco prensado en frío, tiene el contenido de grasa saturada más alto de cualquier aceite comestible común, de acuerdo con "Foods & Nutrition Encyclopedia". Aunque la comunidad de la salud nutricional no está de acuerdo plenamente en si el aceite de coco es un alimento especialmente saludable, hay varios estudios clínicos que sugieren usos medicinales para el aceite. Otras aplicaciones de la medicina alternativa se basan en siglos de tradición. Aunque este aceite es generalmente considerado seguro, existen alergias raras, y las reacciones alérgicas pueden ser graves.

Humectante para piel

Según "Coconut: Rediscovered as Medicinal Food", el aceite de coco se ha utilizado durante siglos como un humectante natural de la piel en las áreas tropicales donde el coco crece naturalmente. Sigue siendo un hidratante de piel popular hoy en día, y los estudios clínicos han comprobado su capacidad para tratar con seguridad y eficacia la piel seca. Un estudio de 2004 llevado a cabo en el Makati Medical Center en Filipinas y posteriormente publicadado por los National Institutes of Health encontró que el aceite de coco extra virgen mejora significativamente la hidratación de la piel y sugirió que podría hacerlo con mayor eficacia que el aceite mineral, otro tratamiento común para la piel seca. Organic Facts establece que el aceite de coco se utiliza comúnmente para otras condiciones de piel seca específicas, incluyendo la psoriasis, el eccema y la caspa.

Refuerzo inmunológico

Un artículo de "U.S. News and World Report" dice que el aceite de coco se compone de triglicéridos de cadena media (MCT), a diferencia de la mayoría de los aceites naturales, que por lo general se componen de triglicéridos de cadena larga. Esta estructura de cadena media hace que el aceite de coco sea más nutricionalmente valioso como una grasa saturada porque es más fácilmente digerible. Un MCT en particular, el ácido láurico, podría tener poderosos beneficios para el sistema inmunológico. Según BodyBulding.com, el cuerpo convierte el ácido láurico en un compuesto que se adhiere a las proteínas lipídicas de virus activos, lo que les impide atacar a las células sanas. Este compuesto ha demostrado ser eficaz contra la gripe, el herpes simplex 1 y hasta el VIH, según "The Encyclopedia of Healing Foods", que añade que el compuesto también puede luchar contra hongos, levaduras, bacterias y gusanos.

Lubricante sexual

The People's Pharmacy señala que el aceite de coco también es seguro y eficaz cuando se utiliza como lubricante sexual y que puede ayudar a aliviar los tejidos vaginales secos. Este aceite no debe ser usado en combinación con condones de látex, sin embargo, ya que el látex sólo es compatible con lubricantes a base de agua. El aceite de coco y otros lubricantes a base de aceite pueden hacer que el látex se debilite y se rompa. El libro "Red Hot Touch: A Head-to-Toe Handbook for Mind-Blowing Orgasms" también aboga por el uso de aceite de coco virgen extra como lubricante, como medio de evitar las infecciones por hongos y el crecimiento de otras bacterias u hongos en la vagina. El libro también señala que como tiene un agradable sabor este aceite comestible no va a desalentar el sexo oral, ya que algunos lubricantes sintéticos podrían hacerlo.

Más galerías de fotos



Escrito por josh baum | Traducido por carlos alberto feruglio