Usos del aceite de rosas

Las rosas son conocidas por su aroma sutil y agradable. Por esta razón, suelen ser flores costosas pero populares. Pero el valor de las rosas no es sólo estético, el aceite que se forma a partir de ellas tiene varias aplicaciones en la medicina alternativa. El aceite de rosas se emplea para mejorar la circulación sanguínea y fortalecer el sistema inmune. En aromaterapia, se usa como un sedante y antidepresivo natural. Además, se emplea en las terapias de masajes ya que ayuda a aliviar los músculos y suavizar la piel, a la vez que su dulce fragancia promueve la relajación. Si quieres usar aceite de rosas en aromaterapia o como tratamiento, existen muchas formas de aprovechar sus beneficios al máximo.

Aroma

El aceite de rosas es muy potente y se disipa fácilmente en el agua y el aire. Debido a esto, se puede usar en bajas cantidades en baños y masajes. El aceite se frota sobre la piel durante un masaje para estimular los órganos, los músculos, la piel y los nervios. Según HealthMad.com, el aceite de rosas puede ser capaz de equilibrar las hormonas femeninas, regular el período menstrual y mejorar la fertilidad. Además, puede ser efectivo en los baños de aromaterapia, ya que su aroma se disipará en el agua y el aire, creando un efecto tranquilizante que relaja a las personas. El aceite de rosas que se utiliza para masajes se debe mezclar con aceite de almendras (almonds) con un índice de una parte de aceite de rosas cada diez partes de aceite de almendras. Agrega una o dos gotas de aceite de rosas al baño para disfrutar su aroma.

Tratamiento pulmonar

El aceite de rosas se ha utilizado durante siglos para tratar problemas respiratorios como asma, tos, congestión y fiebre. La mejor manera de usarlo es llenando un recipiente grande con agua casi hirviendo y agregar 3 a 5 gotas de aceite de rosas. A medida que el aceite de rosas se caliente con el agua, liberará vapores que se pueden inhalar para tratar los pulmones y la garganta.

Tratamiento para la piel

Las rosas son conocidas por su capacidad para aliviar irritaciones en la piel. Puedes comprar cremas y lociones tópicas que contienen aceite de rosas, pero también es posible agregar una o dos gotas en tu propia crema facial antes de su aplicación. El aceite de rosas puede reducir la inflamación de la piel a la vez que trata herpes y eccemas, según datos de HealthMad.com.

Alivio del dolor

El uso de aceite de rosas en compresas frías o calientes puede ayudar a aliviar el dolor asociado con inflamaciones, esguinces y calambres. Más allá de que uses compresas frías o calientes, agrega cuatro a seis gotas de aceite de rosas al agua antes de empapar un paño u otro material con este líquido. Escurre el exceso de agua y aplica la compresa directamente sobre la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por valeria d'ambrosio