Usos del aceite de magnesio

El término aceite de magnesio hace referencia a la mezcla de una solución de magnesio en agua altamente saturada, que tiene una textura similar a la del aceite. Como fuente de magnesio, este aceite puede ayudar a reducir el dolor que provocan la artritis y la osteoporosis, así como también los efectos del envejecimiento. Según Magnesoothe.com, la mejor manera de aumentar los niveles generales de magnesio en el cuerpo es mediante la aplicación de aceite en la piel. No obstante, al igual que con cualquier otros suplementos, consulta a un profesional de la salud sobre el uso de aceite de magnesio.

Beneficios para el envejecimiento

Según datos de Centerforaging.com, entre el 80 y el 90 por ciento de los estadounidenses no obtiene la cantidad diaria recomendada de magnesio a través de la dieta. A medida que envejeces, una deficiencia de magnesio puede provocar calcificaciones en los riñones, la vejiga y las articulaciones. La incorporación de aceite de magnesio en la dieta puede mejorar la salud de los huesos y los dientes, que se deterioran con el paso del tiempo. Otras enfermedades que acompañan al envejecimiento, como los trastornos glandulares y la mala circulación, pueden verse beneficiadas mediante la ingesta adecuada de aceite de magnesio. Se necesita más evidencia para demostrar que el aceite de magnesio puede curar alguno de los síntomas del envejecimiento.

Artritis

El aceite de magnesio puede aliviar la artritis mediante la relajación de los músculos en las articulaciones artríticas. Para aliviar el dolor artrítico, puedes tomar aceite de magnesio de manera oral como una mezcla diluida o frotarlo en la piel que rodea a las articulaciones. Si tienes piel sensible, debes diluir el aceite en agua antes de la aplicación tópica. Puedes usar hasta 600 mg de aceite de magnesio por día, en dosis separadas junto con las comidas, para aliviar el dolor artrítico. Si tienes presión arterial baja, debes tomar sólo 300 mg por día.

Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que afecta principalmente a las personas mayores y en especial a las mujeres. Si padeces osteoporosis, las caderas, la columna vertebral y las muñecas serán susceptibles a roturas y fracturas debido a la pérdida de densidad ósea. Incluso si no te han diagnosticado osteoporosis, el aceite de magnesio puede tener efectos positivos sobre la densidad ósea escasa. El aceite de magnesio puede actuar como una barrera contra las dietas altamente ácidas, así como también reemplazar la falta de calcio en los huesos.

Más galerías de fotos



Escrito por robert rottkamp | Traducido por valeria d'ambrosio