Usos alternativos de la mezcla para panqueques

La mezcla para panqueques (pancakes) es esencialmente harina, polvo para hornear y un poco de sal mezclados en las proporciones perfectas para lograr rápidamente masa para panqueques y waffles. También sirve para muchas otras recetas, dulces y saladas, que requieren de una masa básica. Simplemente necesitas ajustar la consistencia añadiendo más o menos líquido. Para ciertas recetas de repostería, la masa de panqueques es también un sustituto posible para la harina y el polvo de hornear.

Frutas fritas

Las frutas fritas son un postre muy fácil y delicioso. Usa rebanadas gruesas, cubos o anillos de manzanas, peras o piñas, o bananas cortadas en tres o cuatro partes. Prepara una masa con mezcla para panqueques, ajustando la cantidad de líquido para que sea espesa y se pegue a la fruta. Si levantas una cucharada llena de pasta del bol, esta debe caer en bloques, y no volcarse en un chorro líquido. Puedes saborizar la masa con canela, nuez moscada, ralladura de limón o esencia de vainilla si así lo deseas. Calienta suficiente aceite de canola o vegetal como para cubrir la fritura y hasta que al volcar una gota de pasta ésta haga ruido y se dore en un minuto. Sumerge los trozos de fruta en la pasta, transfiérelos al aceite caliente y fríe hasta que estén dorados. No atiborres la sartén; trabaja en tandas de ser necesario. Seca las frituras sobre toallas de papel, espolvorea con azúcar en polvo y sirve de inmediato.

Masa de cerveza

Mezcla masa para panqueques de acuerdo con las instrucciones del envase, pero reemplaza la leche o agua por cerveza. Apunta a obtener la misma consistencia de la masa para frituras. Usa la pasta de cerveza para cubrir y freír filetes de pescado y preparar pescado con papas fritas, tacos o sándwiches. También funciona bien con tiras de pollo. Cubre y fríe anillos de cebolla de la misma manera, o prepara una entrada de vegetales al tempura con una selección de salsa. Intenta freír habas verdes, champiñones enteros, flores de coliflor y brócoli, tallos de espárrago, tiras de pimientos dulces y cubos de calabaza.

Clafoutis

Este elegante pero sencillo postre francés consiste en fruta fresca colocada en el fondo de un molde para pastel o sartén de hierro y bañada en una masa que se hornea hasta que se eleva y se dora. Coloca las frutas en una única capa para cubrir por completo la base del molde o sartén. La mayoría de frutas funciona con la receta de clafoutis, sin embargo, las opciones más clásicas son mitades de cerezas, rebanadas de manzana, anillos de piña de lata y una mezcla de frutos rojos. Haz que la masa sea más rica usando "half-and-half" (mezcla de crema de leche y leche) en lugar de leche o agua y añadiendo un poco de mantequilla derretida. Vierte la pasta sobre la fruta y deja reposar por al menos 20 minutos antes de hornear. Hornea a al menos 350°F por unos 45 minutos. Sirve rebanadas tibias con helado o crema batida, y algunas nueces picadas como opcional.

Galletas de azúcar

Crea una masa básica de galletas de azúcar mezclando mantequilla o margarina, huevos y azúcar con mezcla para panqueques. Por cada cuatro tazas de mezcla para panqueques, usa 3/4 de taza de mantequilla o margarina, 1 taza y media de azúcar en polvo y dos huevos. Puedes añadir algunas gotas de extracto de vainilla o almendras si lo deseas. Amasa el bollo en pelotas del tamaño de bolas de ping pong y colócalas sobre una asadera. No es necesario aplastar las galletas. Éstas se hornearán en sólo 5 minutos en un horno a 400°F. Para unas galletas de azúcar clásicas, pasa las bolitas por azúcar granulada antes de hornear. Personaliza la receta incluyendo, por ejemplo, chispas de chocolate, nueces picadas, ralladura de limón o pasas de uva.

Más galerías de fotos



Escrito por joanne thomas | Traducido por mike tazenda