¿Los uniformes escolares afectan negativamente el comportamiento de los niños?

Las ventajas y las desventajas de estudiantes vistiendo uniformes escolares es un tema debatido candentemente con partidarios de ambos lados sosteniendo apasionadamente sus posturas. Puede que no sea el tema educativo más apremiante; el National Center for Educational Statistics informa que sólo el 19 por ciento de los directores de las escuelas públicas informaron que requerían a los estudiantes que usen uniformes durante el año escolar 2009-2010. Aún así, cuando una comunidad aborda este tema la discusión a menudo divide claramente a la opinión pública.

Establece un tono profesional

Los defensores de los uniformes obligatorios sostienen que el uso de uniforme ayuda a crear un tono más profesional en la escuela. En su escrito de investigación sobre uniformes escolares, según un artículo de investigación de 2004 por la organización sin fines de lucro Character Education, los estudiantes han perdido la idea de que la escuela es un entorno centrado en la educación más que un lugar de reunión durante el día en el que enterarse sobre las últimas noticias sociales. Usar uniformes cambia esta actitud displicente, sostienen los partidarios. Character Education cita estudios de aplicación de uniformes en tres escuelas secundarias del área de Atlanta y una en Cherry Hill, N.J., en las cuales mejoraron las tasas de asistencia, los resultados de los exámenes y se realizó un seguimiento de una disminución de suspensiones a través de los datos proporcionados por cada escuela.

Nivela el costoso campo de juego de la moda

En su informe de investigación sobre uniformes escolares, Education Partnerships Inc., señala que vestir un uniforme nivela el campo de juego socioeconómico dentro del ámbito escolar. The Public School Review coincide, afirmando que los uniformes alivian la presión de los compañeros de vestir elegante con las "mejores" marcas. Esto puede ser especialmente cierto para las niñas en la escuela media y secundaria quienes son bombardeadas por revistas de estilo para adolescentes que presentan modelos retocadas que visten la última moda.

Quita la expresión individual

En la otra cara, los investigadores especializados en temas de adolescentes dicen que el uso de uniformes puede ser negativo: en un artículo de Family Education, Alan Hilfer, psicólogo de alto nivel en la Children's and Adolescent Unit at Maimonides Medical Center de Brooklyn, reconoce que los uniformes eliminan la competencia de la moda pero también afirma que la vestimenta es una fuente de auto-expresión para los niños. Él dice que a medida que aumenta la edad de los niños y su necesidad de individualidad, también lo hace su resentimiento hacia los uniformes. The Public School Review señala que los niños se volcarán a otras formas de auto-expresión como ser peinados inapropiados, joyas o maquillaje cuando se les niega la posibilidad de elegir su propia ropa.

Desarrollo de responsabilidad denegado

Quienes están en contra del uso de uniformes escolares argumentan que al no permitir a los niños elegir su ropa se les niega la oportunidad de aprender cómo tomar decisiones responsables. The Public School Review señala que los opositores sostienen que incluso los preescolares deben tener participación en la elección de su atuendo diario para comenzar el proceso permanente de elegir la ropa adecuada para las actividades y el lugar del día. Education Partnerships Inc. también señala que vestir uniformes reduce la responsabilidad del estudiante de tomar decisiones maduras sobre qué vestir.

Más galerías de fotos



Escrito por amy m. armstrong | Traducido por mariano abrach