Un tratamiento fácil y efectivo de la sarna

Escrito por Mardy Derby
La sarna afecta principalmente a los perros.

La sarna es causada por los ácaros y es más común en los perros. Los ácaros hacen una madriguera en la piel del perro y beben su sangre. Los síntomas de esta enfermedad incluyen picazón, pérdida del pelo y de peso. Hay una serie de remedios caseros que curan la infestación y evitan su recurrencia.

Peróxido de hidrógeno y Bórax

Mezcla 1 a 2 cucharadas de bórax y algunas gotas de peróxido de hidrógeno en 2 tazas de agua. Aplica la solución a las áreas afectadas y déjala secar naturalmente. Repite este tratamiento semanalmente.

Otros remedios caseros

La miel ayuda a aliviar la irritación causada por la sarna.

Coloca una pequeña cantidad de yogur en las orejas de tu mascota para ayudarla a curarse las costras y reducir la supuración. Aplica miel sobre su piel. Alivia su irritación frotándole la piel con aceite comestible. Agrega 1 cucharadita de vinagre de manzana sin pasteurizar al alimento de tu cachorro. Báñalo regularmente con un jabón suave. Hierve un limón con cáscara, deja reposar la solución durante la noche y aplícasela sobre su pelaje.

Otras consideraciones

Mantén saludable a tu perro para evitar la sarna.

Los ácaros no son inusuales en los animales. Se tornan un problema cuando el sistema inmunológico de tu mascota está comprometido. Aliméntala con una dieta saludable, hazla ejercitar y cepíllala regularmente. Mantén limpio el lugar donde duerme. La sarna puede ser fatal, de modo que si los síntomas son severos, acude a tu veterinario.