Dónde se ubican los abductores de la cadera

El cuerpo humano se compone de más de 600 músculos. Cada uno tiene una localización y un tamaño anatómico específicos. Como su nombre lo indica, los abductores de la cadera se encuentran cerca de los huesos de la cadera. Debido a su tamaño moderado, son responsables de la estabilización de la cadera y de la producción de movimiento que implica el gran hueso del fémur en el muslo.

Localización de los músculos

Los principales músculos abductores de la cadera son el glúteo menor, el glúteo medio y el tensor de la fascia lata, o TFL. Los glúteos son más comúnmente conocidos como las nalgas y son un grupo de músculos grandes en la parte posterior del cuerpo. El tensor de la fascia lata es un pequeño músculo que se encuentra en el lado de la cadera.

Acción de los abductores

Los abductores crean el movimiento conocido como abducción. Cuando abduces, tomas distancia de algo. Esto se traduce en la terminología anatómica en mover el muslo a distancia del centro de tu cuerpo. El movimiento opuesto se llama aducción, que significa moverse hacia el interior.

Ejercicios de abducción de la cadera

Cuando se trata de fortalecer los abductores de la cadera, se puede usar el peso de tu cuerpo o una resistencia externa. Un ejercicio de abducción de la cadera estándar se realiza desde la posición de pie o recostado de lado. Para hacerlo de pie, levanta el pie derecho del suelo y cruza la pierna derecha sobre la pierna izquierda. Mueve tu pierna en el aire hacia el lado derecho con un movimiento de arco estable. Una vez que hayas levantado la pierna lo más alto posible, baja lentamente de nuevo y repite. Siendo que este ejercicio no ofrece mucha resistencia, también puedes hacerlo en una máquina de cable con una correa de tobillo enganchada a la pierna. Si no tienes acceso a un gimnasio, consigue un par de pesas de tobillo y átalas para aumentar la resistencia.

Otros movimientos de la cadera

La cadera es una articulación móvil que pasa a través de movimientos distintos de abducción y aducción. La flexión de la cadera, por ejemplo, tiene lugar cuando se mueve el muslo hacia el estómago. La extensión de la cadera se produce cuando se mueve el muslo hacia atrás. Las sentadillas y las estocadas implican flexión y extensión de la cadera. Estos ejercicios se dirigen principalmente a los cuádriceps y los tendones que rodean los muslos, pero los abductores son reclutados también. En este caso, se contraen para ayudar a estabilizar las caderas.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por mar bradshaw