Cómo hacer tus propias sales de baño en casa

Las sales de baño aromáticas pueden convertir un baño ordinario en una experiencia relajada como la estadía en un spa. Bañarse en sales sirve para variedad de propósitos, incluyendo la limpieza de células muertas. Hacer tu propia sal de baño casera puede ahorrarte dinero, y la mejor parte es que la mayoría de los ingredientes ya los tienes en tu alacena. Crear tus sales de baño caseras te permite la flexibilidad de elegir los aromas y los colores de las sales.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Frasco de 1 litro
  • Sal marina, sal de Epsom o sal kosher no yodada
  • Bolsita plástica
  • Glicerina
  • Colorante para alimentos
  • Aceite esencial
  • Bicarbonato de sodio
  • Aceite de almendra

Instrucciones

  1. Compra un tarro de 1 litro con tapa, o recicla un frasco de vidrio que alguna vez contuvo alimento. Un frasco viejo de jalea o de pickles van a funcionar bien. Lava el frasco con agua tibia jabonosa, enjuaga y deja que se seque al aire libre completamente.

  2. Vierte 3 tazas de sal marina o sales de Epsom en una bolsa de plástico de un galón. Si no tienes sal marina o sal de Epsom en la mano, la sal kosher gruesa no yodada también servirá.

  3. Agrega 2 cucharaditas de glicerina a la sal en la bolsa. Agrega varias gotas de tu colorante para comidas favorito. Sella la bolsa y agítala. Continúa agitando hasta que la sal, el colorante y la glicerina estén distribuidas de forma pareja.

  4. Abre la bolsa y agrega tres o cuatro gotas de aceite esencial de tu elección. Sella la bolsa y, una vez más, agítala para dispersar el aceite esencial.

  5. Abre la bolsa y vierte el contenido en el frasco limpio. Sella el frasco fuertemente y pon las sales de baño en la bañera cuando te bañas. Agrega la cantidad que desees para disfrutar de tu baño.

Consejos y advertencias

  • Agrega una taza de sales a tu baño.
  • Para lograr un beneficio agregado, sustituye una taza de polvo para hornear por sal. El polvo para hornear funciona como un exfoliante para la piel, el cual deja tu piel suave y flexible después del uso.
  • Si la glicerina no es accesible, sustitúyela por aceite de almendra en su lugar.
  • La mezcla de sal de baño se mantendrá en buen estado aproximadamente por un mes en un frasco cerrado.
  • Mantén las las sales de baño fuera del alcance de los niños. La ingestión de sales de baño, especialmente si contienen aceites esenciales, puede ser tóxica. Si sospechas una ingestión, llama al 911.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por nicolás altomonte