Cómo hacer que tus piernas no duelan después de correr

Los corredores experimentados saben que el dolor es inevitable, parte normal del ejercicio y el proceso de recuperación. El acto de correr en sí mismo desgasta los músculos. Al descansar, los músculos son reparados y se fortalecen. El proceso es incómodo, pero la capacidad de distinguir entre el dolor normal y una lesión es muy importante. Las lesiones requieren descanso. Para el dolor normal, hay formas de reducirlo después de correr.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Paquete con hielo
  • Calcetas de compresión

Instrucciones

    Prevención

  1. Crea y sigue un plan bien pensado para correr y evitar las lesiones por sobrecarga. Establece metas realistas y mejóralas gradualmente. Una buena regla es incrementar la distancia e intensidad por no más de un 10 por ciento por semana.

  2. Utiliza una técnica adecuada. Reducir la fuerza en los pies al impactar con el suelo es clave. La técnica varía según la velocidad y las características anatómicas individuales. Si es necesario, encuentra un entrenador en tu área para que te asista.

  3. Calienta antes de una carrera intensa. El calentamiento pueden involucrar cualquier actividad que incremente gradualmente la temperatura corporal, como correr, trotar suavemente y los estiramientos dinámicos.

    Tratamiento

  1. Usa calcetas de compresión para ayudar a reducir la inflamación durante y después de correr. Estas prendas han ganado popularidad con los años y por una buena razón: ¡Funcionan! Al comprimir la parte inferior de las piernas, el flujo sanguíneo al área se incrementa y acelera el proceso de recuperación.

  2. Eleva las piernas después de correr. Usa un objeto mientras estás sentado o acuéstate en el suelo y coloca las piernas contra la pared. Asegúrate de que las piernas queden por encima del corazón. Quédate en esta posición por entre 10 y 15 minutos. Esto ayudará a la circulación y acelerará la recuperación.

  3. Coloca hielos en el área dolorida. Toma un paquete de hielo o una bolsa de vegetales congelados y sostenla contra el área afectada entre 10 y 15 minutos. El frío entumece el área y constriñe los vasos sanguíneos, acelerando la recuperación.

  4. Usa alguna medicina antiinflamatoria sin esteroides, como último recurso. Entre esta clase de medicinas se encuentran la aspirina, el ibuprofeno o el naproxeno. Si el dolor es tan grande como para usar analgésicos, quizás debas considerar el descansar un poco de las carreras.

Consejos y advertencias

  • No te rindes. Todo suele mejorar. Los corredores más experimentados sufren menos lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por darren young | Traducido por eduardo moguel