Cómo hacer para que tus niños no dejen el asiento del inodoro levantado

Si tienes niños varones en la casa, es posible que tengas un problema cocinándose a fuego lento en el cuarto de baño. Aunque hay problemas más graves en el gran esquema del universo, no debes simplemente ignorar si tus hijos están dejando el asiento del inodoro levantado. Cuando se producen conflictos en relación a este tema, enseña a los niños la etiqueta en relación al asiento del inodoro para asegurarte que inculcas comportamientos corteses que llevarán a través de la edad adulta.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Frasco o recipiente

Instrucciones

  1. Comunica tus expectativas sobre el asiento del inodoro. Si quieres que tus hijos recuerden bajar el asiento después de usar el inodoro, diles que quieres que hagan esto.

  2. Proporciona recordatorios constantes para tus expectativas con respecto a la tapa del inodoro. En tu esfuerzo por enseñar y reforzar este hábito, ayuda darse cuenta que los niños pueden tener dificultad para recordar las nuevas reglas, informa la University of Alabama Parenting Assistance Line. Al principio, es posible que tengas que repetir tu directiva de bajar la tapa del inodoro a menudo.

  3. Carol Wallace, autora de “Elbows off the Table, Napkin in the Lap, No Video Games During Dinner", sugiere crear un cartel para el baño que le recordará a los niños bajar el asiento del inodoro. Para obtener los mejores resultados, coloca el cartel adonde tu hijo lo vea después de usar el inodoro, como en la pared a nivel del ojo detrás del inodoro o en el fregadero para que lo vea antes de lavarse las manos. Sin embargo, si tus niños no pueden leer, una imagen de un retrete con el asiento hacia abajo o una con el asiento hacia arriba y una gran "X", van a funcionar muy bien.

  4. Instituye una consecuencia menor para el olvido. Crea un frasco para la tapa del inodoro y dile a tus hijos que van a tener que contribuir con un cuarto de dólar para el tarro cada vez que se olviden y dejen la tapa del inodoro arriba. Monitoréa a tus hijos para asegurarte que capturas los lapsos de memoria y vigila para asegurarte que dejen los cuartos de dólar requeridos según sea necesario.

  5. Proporciona comentarios positivos y elogios cuando ves a un niño bajar el asiento del inodoro para reforzar este comportamiento. Podrías decir, "¡Buen trabajo con el asiento del inodoro! Realmente aprecio que prestes atención a ese pequeño detalle".

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por sofía bottinelli