¿Qué se puede hacer cuando tus hijos son acosados ​​en Facebook?

Si un niño está experimentando el acoso cara a cara o a través de una red social como Facebook, las consecuencias son las mismas: ansiedad, inseguridad y baja autoestima. Como los niños de hoy pasan alrededor del 25% de su tiempo en la computadora en las redes sociales (la mayor de las cuales es Facebook), el acoso en Facebook se está convirtiendo en un problema común que los padres tienen que enfrentar.

La dificultad de tratar con el acoso en Facebook

Como el acoso en Facebook se vuelve más frecuente, el impacto en la escuela y los legisladores sigue siendo el mismo: ni la escuela de tu hijo, ni la ley tienen el control sobre lo que sucede a través de Facebook. Debido a esto, lidiar con la intimidación en Facebook requiere acciones diferentes que lidiar con la intimidación en la escuela. Gran parte de esto se debe a la ausencia de supervisión. A diferencia de la escuela, lo que sucede en Facebook no se produce con la presencia de la autoridad escolar.

Tu principal arma

Sin mucha ayuda activa de la escuela o de la ley, las familias están principalmente por la suya para hacer frente a la intimidación por Facebook, incitando la acción de la escuela o del sistema legal. A pesar de la falta de leyes dirigidas específicamente a los sitios de medios sociales como Facebook, los padres todavía tienen medios legales para resolver los problemas del acoso cibernético. Conocer este hecho suele ser suficiente para que una mamá o un papá preocupado comiencen a ayudar a los niños víctimas de acoso cibernético, y en la mayoría de los casos no será necesario emprender acciones legales. Sin embargo, si la comunicación directa con tu hijo y su escuela no es suficiente, la acción legal puede ser la única manera de detener a los acosadores.

Comunícate con tu hijo

Los padres deben enseñar a sus hijos que la comunicación abierta con respecto a la intimidación cibernética es tanto aceptada como querida. Según Jennifer Sarazen, investigadora del comportamiento de acoso en las escuelas y autora de “Bullies and Their Victims” (Matones y sus víctimas), los niños intimidados están a menudo demasiado avergonzados por su situación para discutirlo con sus padres. Por el contrario, no discutir el problema probablemente conduzca a una exacerbación del problema, ya que son los padres los que pueden proporcionar el mayor apoyo a sus hijos en la defensa de los matones. Los padres que pueden sentir que los niños, especialmente durante la adolescencia, necesitan su espacio, aún deben dejar claro a sus hijos que las situaciones de acoso en Facebook deben ser discutidas en familia.

Aborda el problema

Después de descubrir una situación de acoso en Facebook, los padres pueden tomar muchas medidas para resolver el problema. Sin embargo, ignorar el problema o decirle a tu hijo que ignore el problema no va a evitar que los niños mezquinos hostiguen a tu hijo a través de Facebook. Los padres deben abordar activamente el problema de la intimidación para detenerla. Después de obtener la información pertinente acerca de quién es el instigador del acoso y el contenido de la intimidación, los padres deben tomar medidas poniéndose en contacto con la escuela.

Contacta a la escuela

La mayoría de los padres probablemente no sabe que la mayoría de las escuelas tienen políticas sobre el acoso cibernético. Estas políticas permiten y muchas veces requieren de la escuela para intervenir en situaciones de acoso en línea y disciplinar a los estudiantes culpables. Cuando vas a la escuela para que aparezca un caso de acoso por Facebook, toma pruebas documentadas (como capturas de pantalla) que muestran a los acosadores y lo que están diciendo. Como las escuelas tienen el deber de proteger a los estudiantes, serás capaz de insistir en la intervención escolar, que a menudo incluye la suspensión por las interrupciones de la intimidación en línea en la vida académica de un niño.

Tomar acciones legales

Si la escuela de tu hijo no aborda adecuadamente el problema del acoso cibernético, podría ser el momento de tomar acciones legales. Los casos que ameritan acciones legales, en otras palabras, los casos que violan el derecho penal, incluyen la extorsión, la explotación sexual, las amenazas de violencia y discriminación, como la discriminación basada en la religión, la orientación sexual, el sexo o la raza. Si el acoso cibernético llega a este grado, los padres del matón son responsables de hacer reparaciones económicas de tal abuso intencional. Sabiendo esto, los padres deben ponerse en contacto con los padres del acosador, informándoles de estos hechos. En muchos casos, este paso será para conseguir que los padres no afectados del matón involucrados y el acoso a menudo cesen. Al comunicarse con los padres del matón, se dan cuenta de que no son sus enemigos, sino que su deseo es que puedan cooperar contigo para detener el acoso, ya sea restringiendo el teléfono celular de tu hijo y de acceso a Internet o con castigo. Según "La guía de acción del acoso" de Edward DraganIf, si el acoso continúa incluso después de ponerte en contacto con los padres, debes llamar a la policía para hacer un registro público de las infracciones legales. A continuación, ponte en contacto con un abogado para llevar el caso de acoso de tu hijo a los tribunales, si es necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por damon verial | Traducido por daniela laura arjones