Cómo hacer que tus hijas se vuelvan a prueba de bullying

Mientras que los chicos a menudo resuelven sus discusiones con peleas físicas, las niñas pueden ser mucho más insidiosas. El rechazo y el bullying emocional son los estilos elegidos por una chica cuando quiere atormentar a otra. Con el surgimiento de las redes sociales y los teléfonos celulares, las bullies (acosadoras) tienen todavía más oportunidad de llegar a tus hijas. Afortunadamente, puedes enseñar a las niñas a protegerse y a defender sus derechos. Mostrar interés por sus sentimientos y propiciar un comportamiento de seguridad ayudará mucho para hacer que tus hijas sean resistentes al bullying.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Muéstrate siempre segura cuando estés con tu hija. Las niñas suelen modelar su comportamiento a partir del de sus madres, para mostrarle que eres fuerte pero justa en lugar de pusilánime. Si alguien te habla faltándote al respeto, responde con auto-respeto y compasión, sin perder la calma. Habla con tu hija después acerca de cómo la situación te hizo sentir y cómo lo manejaste.

  2. Apoya los intereses de tu hija y haz todo lo que puedas para ayudarle a lograrlos. Tener algo en lo que es buena le ayudará a construir un sentido de dominio, lo que a su vez genera confianza. No solo eso, dispondrá de una sálida para sus frustraciones cuando sienta que necesita escapar y desahogarse.

  3. Dile a menudo que la amas y la aceptas incondicionalmente. Anímala a hablar sobre sus sentimientos y trátala con sensibilidad y respeto. Un fundamento fuerte de apoyo en el hogar ayuda a las niñas a sentirse valoradas y conectadas, lo que les ayuda a crear confianza y autoestima.

  4. Actúen y hagan juegos de roles sobre situaciones difíciles para ayudarle a lidiar con ellas cuando éstas se presenten. Por ejemplo, finge que eres una abusiva que le está diciendo cosas desagradables, luego finge decirle cosas desagradables sobre una de sus amigas. Piensen en maneras en que ella podría responder compasivamente y evitar ponerse demasiado emocional (si no es un blanco fácil, no será divertido molestarla).

  5. Enséñale a ignorar a las bullies y a evitar los lugares en los que ellas se reúnen. Si un grupo de chicas acostumbra molestarla en la cafetería de la escuela, por ejemplo, discutan maneras en que puede alejarse de ellas tanto como sea posible. Sentarse con un grupo de buenas amigas y comer fuera de la cafetería son opciones a considerar. Explícale que si se aleja y no responde, estará quitándoles el poder a quienes les gusta abusar.

Más galerías de fotos



Escrito por s.r. becker | Traducido por reyes valdes