Cómo trabajar tus fibras musculares de contracción rápida

Las fibras musculares de contracción rápida son fundamentales para muchas actividades, tanto en los campos deportivos como en las actividades cotidianas. Tu cuerpo utiliza las fibras de contracción rápida al esprintar cuando corres o juegas un partido, pero también para usar un matamoscas o en movimientos rápidos similares. Aunque algunas personas están dotadas con un mayor número de fibras musculares de contracción rápida que otras, el entrenamiento es importante para mantener y fomentar el desarrollo de estas fibras. Incluso un individuo que posee mayor porcentaje de fibras de contracción rápida tiene que utilizar estas fibras constantemente para mantenerlas alertas y activas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Levanta pesas de tamaño moderado por una cantidad baja a moderada de repeticiones, generalmente entre cuatro y ocho repeticiones por serie. Sentirás que no estás esforzando mucho tus músculos, y la tentación es añadir peso con el fin de agotar los músculos y causar crecimiento muscular como respuesta al estímulo. Sin embargo, la información del sitio web Bodybuilding afirma que levantar demasiado volumen (ya sea demasiado peso, demasiadas repeticiones o una mezcla de ambos) pueden arruinar tu período de recuperación, que es el momento en que se produce el crecimiento y el desarrollo muscular.

  2. Toma descansos cortos entre los intervalos de entrenamiento, generalmente de entre uno y dos minutos. Esto pone el foco en la velocidad y la intensidad del entrenamiento, y mantiene tu corazón latiendo rápido y los músculos calientes durante toda la sesión de ejercicios.

  3. Trata de alcanzar tu velocidad máxima en todas tus actividades. Levanta pesas rápidamente, corre rápido y salta la cuerda lo más rápidamente posible. Las series de ejercicio de 10 segundos tienden a ser la forma más eficaz para construir los músculos de contracción rápida, que responderán a las ráfagas cortas de trabajo mediante la adaptación de sus fibras para así funcionar mejor durante estos períodos de tiempo.

  4. Utiliza el sobreentrenamiento de carrera para probar tu cuerpo a velocidades más rápidas de lo normal. Correr por una colina cuesta abajo emplea la ayuda de la gravedad para ir más rápido de lo que podrías en una superficie plana. Cuando esprintas por estas colinas, entrenas tus piernas para correr más rápido de lo que están acostumbradas y esto te ayudará a adaptarte al nuevo trabajo muscular.

  5. Consume grandes cantidades de proteínas durante todo el día para proveer los materiales necesarios para la construcción de nuevo músculo. Puedes obtener la proteína natural a través de la carne y los productos lácteos, o de suplementos de proteína como barras energéticas y batidos. Si estás tratando de aumentar la masa muscular durante el entrenamiento de los músculos de contracción rápida, trata de consumir cada día al menos un gramo de proteína por cada libra de tu peso.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier ejercicio o régimen de dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por martin santiago