Los tumores de la glándula suprarrenal y dehidroepiandrosterona

El cáncer de la glándula suprarrenal es poco frecuente. Los crecimientos tumorales suprarrenales son adenomas generalmente no cancerosos, que no causan ningún síntoma y rara vez requieren tratamiento. Hay tres tipos de tumores cancerosos de la glándula suprarrenal, incluyendo el carcinoma de la corteza suprarrenal, el neuroblastoma y feocromocitoma, estos tipos de tumores causan la producción anormal de hormonas tales como la dehidroepiandrosterona o DHEA, según MedlinePlus, un servicio de los National Institutes of Health.

La dehidroepiandrosterona

La dehidroepiandrosterona o DHEA, es una hormona secretada por las glándulas suprarrenales, es un precursor de las hormonas estrógeno y la testosterona. Los tumores suprarrenales pueden secretar DHEA y causar un aumento en los niveles de estrógeno y de testosterona. No hay estudios que discutan los efectos del nivel alto de DHEA, pero una persona puede ser más propensa a ciertos tipos de cáncer como el de mama, de ovario y de próstata, además de otros efectos sobre la salud, según MedlinePlus.

Tipos de tumores suprarrenales

El cuerpo contiene dos glándulas suprarrenales, una en la parte superior de cada riñón. Las glándulas se dividen en la capa externa, llamada la corteza y la región interior, llamada la médula. La carcinomas de la corteza suprarrenal crecen dentro de la corteza suprarrenal y pueden secretar hormonas suprarrenales como la DHEA. Cuando un tumor suprarrenal produce exceso de hormonas suprarrenales, los síntomas aparecen, según el Masonic Cancer Center. Los neuroblastomas son tumores infantiles que se originan en las glándulas suprarrenales y metástasis en el tejido nervioso del abdomen, la pelvis, el pecho y el cuello. Este tipo de tumor no segrega las hormonas suprarrenales y por lo tanto no afecta a los niveles de DHEA, señala el Penn State University Children’s Hospital. Los tumores de feocromocitoma son un tipo raro de tumor adrenal y secretan hormonas nore-epinefrina y epinefrina. Este tipo de tumor no afecta a los niveles de DHEA, de acuerdo con la University of Maryland Medical Center.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de un tumor suprarrenal incluyen dolor en el abdomen o la espalda, hinchazón abdominal, cambios de humor, ansiedad, palpitaciones, ritmo cardiaco irregular, sudoración y pérdida de peso, anota la University of Maryland Medical Center. Los signos y síntomas del aumento de nivel de DHEA pueden ser la masculinización del cuerpo de la mujer, haciendo que crezca el vello facial, pérdida de cabello, sudor, engrosamiento de la voz, el aumento de peso en la cintura y el acné, según MedlinePlus.

Diagnóstico

El diagnóstico de un tumor suprarrenal y anormalidades en los niveles de DHEA incluyen un análisis de orina de 24 horas y los análisis de sangre para evaluar el nivel de hormonas suprarrenales. Una tomografía computarizada, resonancia magnética o una tomografía PET son métodos para ver los tumores suprarrenales, según el Masonic Cancer Center.

Tratamiento

El tratamiento puede implicar la extirpación de la glándula suprarrenal afectada, la terapia de radiación para reducir el tamaño del tumor o la quimioterapia para detener el crecimiento del tumor. Las opciones de tratamiento varían de acuerdo a la etapa del cáncer. Los carcinomas adrenocorticales tienen cuatro etapas de gravedad, según el Masonic Cancer Center.

Más galerías de fotos



Escrito por alison smith | Traducido por gabriela nungaray