La TSA y las personas mayores con implante de rodilla

Fundada después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, la Transportation Security Administration (Administración de Seguridad del Transporte, tsa.gov) está a cargo de la seguridad del aeropuerto. Todos los pasajeros deben pasar por una rigurosa revisión de seguridad en un puesto de control de la TSA antes de entrar al área segura del aeropuerto, que incluye todas las puertas de llegadas y salidas. Aunque los procedimientos de la TSA son relativamente sencillos, presentan algunos retos para los pasajeros con necesidades especiales. Los pasajeros mayores con implantes de rodilla deben permitir un tiempo adicional para la revisión de seguridad. Avísale a un funcionario de la TSA acerca de tu implante de rodilla inmediatamente después de entrar al puesto de control. El sitio web de la TSA proporciona una tarjeta de notificación para este propósito, o puedes simplemente decírselo al oficial en forma verbal.

Implantes de rodilla y detectores de metal

Aunque hay diferentes tipos de implantes de rodilla, todos contienen metal y plástico. Se acuerdo a la American Academy of Orthopaedic Surgeons, las secciones metálicas son de titanio o de una aleación de cobalto-cromo. Algunos implantes sólo sustituyen los extremos del fémur y de la tibia, que son los huesos largos de las piernas, y la rótula. Otros son más largos y reemplazan una mayor parte de cada hueso para estabilizar aún más la rodilla. Jacquelyn Rudis del Boston's Beth Israel Deaconess Medical Center exploró el tema sobre si los implantes metálicos activan los detectores de metales en los aeropuertos, pero sus hallazgos fueron mixtos. Encontró que esto depende del nivel de sensibilidad al que se ajusta el detector de metales, así como el tipo de metal del implante.

Detectores de metal y escáneres

Los aeropuertos en Estados Unidos utilizan tanto detectores de metales como escáneres de tecnología avanzada de imagen. Los escáneres AIT (por sus siglas en inglés) pueden crear ya sea una imagen realista o como dibujo del viajero dependiendo del tipo de escáner, señalando las amenazas potenciales en la imagen. La TSA tiene por defecto como posición el que los implantes de rodilla metal son propensos a disparar a los detectores de metales, pero no a los escáneres AIT. De acuerdo a la TSA, puedes solicitar el uso de un escáner en lugar de un detector de metales; sin embargo, no todos los aeropuertos están equipadas con escáneres AIT. Para utilizar el escáner, debes poder mantenerte de pie sin ayuda, con los brazos sobre tu cabeza durante cinco a siete segundos.

Procedimiento de revisión

Si el detector de metales o el escáner AIT avisan de una amenaza potencial, te pueden solicitar que te sometas a una revisión para resolver el problema. Las revisiones también se utilizan en forma voluntaria, cuando el viajero no puede o no quiere pasar a través de un dispositivo de detección. Las revisiones de la TSA son muy completas e incluyen todas las áreas del cuerpo. Estas revisiones siempre se llevan a cabo por un agente de la TSA del mismo sexo que el pasajero. Tienes derecho de solicitar una inspección privada y tener un testigo de tu elección. Dile al agente de la TSA sobre tu implante de rodilla, sobre todo si la cicatriz es sensible al tacto.

Revisión sentado

Aunque la mayoría de los procedimientos de reemplazo de rodilla aumentan la movilidad, algunas veces los reemplazos de rodilla fallan. Un reemplazo viejo de rodilla o uno que ha fallado pueden causar dolor y limitar severamente la movilidad. Si no puedes ponerte de pie o caminar tienes derecho a una revisión sentado. Si utilizas una silla de ruedas motorizada o un scooter, puedes permanecer en tu silla durante todo el procedimiento. Tu silla y todas las ayudas de movilidad y accesorios se examinan a fondo. Si puedes caminar pero no puedes mantenerte en pie durante la revisión, puedes solicitar una silla para que te revisen sentado.

Pasajeros de 75 años y mayores

Si tienes 75 años o más, tienes derecho a algunas modificaciones en el control de seguridad. Aunque la mayoría de los pasajeros están obligados a quitarse los zapatos y chaquetas, puedes dejarte los zapatos y ponerte una chaqueta ligera para pasar a través del control de seguridad. Si se dispara una alarma durante el escaneo AIT, se te permitirá pasar por una segunda vez por el escáner para ver si la alarma ya no suena. Si tus zapatos disparan la alarma la primera vez que pasas, es posible que te pidan que te los quites para la segunda vez que pases por el escáner. No estás exento de una revisión si las alarmas vuelven a sonar la segunda vez que pasas.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa fritscher | Traducido por francisco roca