Trucos para poner firme el vientre mientras estas sentado

Los músculos abdominales, los cuales incluyen el recto abdominal, transverso abdominal y los oblicuos, pueden reafirmarse mientras trabajas en tu escritorio, esperas en la oficina del doctor o viajas en un largo vuelo. El truco para fortalecer y tonificar tus abdominales mientras estas sentado es saber como alinear y mover el resto de tu cuerpo. Cuando estás correctamente sentado tu torso y piernas pueden ayudar a afirmar y tonificar tu vientre.

Postura

Cómo te sientes en una silla puede trabajar a favor o en contra de tus abdominales. Sentarte erguido con tus hombros a la altura de tus caderas, la columna vertebral estirada, el pecho levantado y los hombros presionando hacia abajo tu espalda, puede ayudar a tirar correctamente de los músculos de tu abdomen. El compromiso de los músculos abdominales ayuda a tonificarlos mientras dan soporte a tu espalda baja. Permitiendo que tus hombros se encorven hacia adelante o que tu espalda se arquee puede causar que tu estómago sobresalga con un bulto poco favorecedor.

Transverso abdominal

El transverso abdominal está profundamente asentado en tu abdomen y es el responsable no solo de jalar hacia adentro a tu estómago si no de dar soporte a la espina y estabilizarla. La fuerza del transverso abdominal contribuye a la estabilidad de tu núcleo en general. Ahuecar hacía afuera los abdominales puede ayudarte a fortalecer y reafirmar los músculos. Siéntate en una silla con la columna vertebral estirada y las plantas de tus pies firmes en el piso. Inhala por la nariz y mientras exhalas jala tu ombligo hacia adentro hacia tu espalda baja lo más posible . Debes sentir tus músculos abdominales jalándolos hacia adentro y ligeramente hacia arriba durante la contracción. Trata de mantener tu estómago dentro contando hasta dos o cinco veces y después suelta. Completa de cinco a diez repeticiones.

Usa tus piernas

Aunque estés sentado tus piernas aun pueden ayudar a reafirmar tu vientre. Siéntate derecho y hecha tu trasero al frente de la silla. Sujeta los descansa brazos o ligeramente descansa tus manos en el asiento justo junto a tus muslos. Mantén tus piernas juntas mientras las levantas y traes tus rodillas hacia tu pecho. Debes sentir la contracción en tus abdominales bajos. Mantén la contracción por una cuenta y después empuja las piernas hacia afuera. Incluye tus oblicuos en el ejercicio llevando tus rodillas hacia el lado derecho de tu pecho y después hacia el lado izquierdo de tu pecho. Completa de ocho a doce repeticiones.

Consideraciones

Evita trabajar tus abdominales inmediatamente después de una comida; un estómago lleno puede dificultar la contracción correcta de los músculos abdominales. Incluye ejercicios abdominales en tu programa de entrenamiento tres o cuatro días a la semana y espera por lo menos 24 horas entre sesiones de reforzamiento. Siempre consulta con un doctor antes de iniciar un programa de ejercicio, especialmente si has sido sedentario por un tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por esther guerrero