Trucos para enseñar a los niños pequeños a hablar

Tu pequeño quizás solo diga un par de palabras simples ahora, pero tras el curso de los siguientes años, su vocabulario aumentará tremendamente y antes de que te des cuenta, tendrás conversaciones completas con él. En el camino, hay algunas cosas que puedes hacer para motivarlo a formar esas habilidades para desarrollar lenguaje y lograr que hable.

Narra tu día

Una de las mejores maneras para que los bebés aprendan a hablar es escuchando el lenguaje durante todo el día. A medida que transcurren el día juntos, habla sobre todo lo que estés haciendo y viendo. Cuando vayas al supermercado, señala las frutas de diferentes colores o lo que estás comprando para la cena esa noche. No sólo estarás mostrando el lenguaje tu pequeño, sino también le ayudarás a desarrollar su vocabulario al ponerle nombre a cosas nuevas y poco familiares para él. Éste es un momento de rápido desarrollo de lenguaje. De acuerdo con Zero to Three, un niño de 2 años de edad conoce entre 20 y 200 palabras, mientras uno de 2 años conoce aproximadamente 1,000 palabras. Incluso si tu pequeño no te responde, está escuchando y comprendiendo mucho de lo que dices. Más pronto de lo que te des cuenta, estará disfrutando la conversación contigo.

Amplía lo que dice

Si tu pequeño balbucea o incluso habla palabras solas, puedes tomar lo que el dice y amplaiarlo para hacer oraciones más largas. Si dice "carro" puedes continuar con "sí, estas jugando con un carro de juguete, hace beep beep". Pronto empezará a agregar el sonido "beep beep" cuando hable sobre el carro. Cuando tenga 2 años, probablemente estará combinando palabras en oraciones de dos o tres palabras, como "más leche". Puedes ayudarle a alargar esas frases respondiendo con "ah, ¿quieres más leche en tu taza? Aquí está tu taza". De esta manera escucha sus propias frases repetidas en el contexto de una frase más compleja. No te preocupes por hacerlo repetirlas correctamente. De acuerdo con HealthyChildren.org, sólo escuchando, tu hijo llegará a dominar muchas reglas gramaticales para cuando entre a la escuela.

Libros y canciones

Leer libros con tu pequeño debería ser parte de tu rutina diaria y le ayudará a aprender más sobre el lenguaje. La repetición es la clave para los niños que están aprendiendo a hablar, así que anda y lee ese libro una y otra vez. Le ayudará a desarrollar familiaridad con las palabras y la historia, y puede incluso disfrutar algunas partes, sobretodo si lees con emoción y expresión. Puedes también hacer tus propios libros usando fotos familiares o imágenes de un evento memorable, como una fiesta de cumpleaños. Puede volver a un momento especial una y otra vez, practicando su habla sobre algo importante para él. Cantar canciones o recitar rimas infantiles, le dará los mismos beneficios de repetición, motivándolo a decirlas contigo conforme adquiere mayor confianza.

Preocupaciones

De acuerdo con HealthyChildren.org, uno de cada 10 a 15 niños tiene dificultades con el habla o el desarrollo del lenguaje. Esto se debe a una variedad de causas incluyendo dificultades para escuchar, falta de estimulación verbal o retrasos en el desarrollo, pero siempre es algo a hablar con tu pediatra si tepreocupa. Él llevara a cabo una prueba de audición y puede derivarte para que lo evalúe un patólogo del habla o un especialista en la infancia temprana. Identificar un problema de retraso del lenguaje o de audición tempranamente puede ayudar a asegurarte que tu hijo reciba tratamiento antes de que el retraso afecte otras áreas de su aprendizaje.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey chaloux | Traducido por arcelia gutiérrez