Trotar y la diarrea

Correr a veces causa diarrea por razones que no están completamente entendidas, pero según el Doctor Frederick W. Parker, puede estar vinculado a que la sangre se desvíe del sistema digestivo. El problema ocurre con frecuencia en maratonistas y personas que corren largas distancias, pero incluso alguien en un trote casual puede tener problemas con heces flojas durante o luego de su sesión de ejercicios. Puedes prevenir este problema con simples modificaciones a tu rutina con frecuencia.

Problemas

La diarrea causa varios problemas cuando llega durante o luego de un trote. Tu necesidad urgente de liberar heces acuosas puede ser acompañada de un dolor estomacal o calambres en el estómago. La diarrea muchas veces es difícil de sostener hasta que llegas a un baño. Esta complicación es problemática si estás trotando en exteriores sin instalaciones cerca. La diarrea siempre te pone en riesgo de deshidratación debido a la cantidad de agua que se pierde durante el movimiento estomacal. Esta posibilidad aumenta si la diarrea sucede durante un trote en el cual ya has perdido líquido a través de la sudoración adicional.

Cambios de dieta

Los cambios de dieta pueden ayudar a prevenir ataques de diarrea relacionados con correr o trotar. Evita endulzantes artificiales conocidos como "alcoholes de azúcar", que son utilizados con frecuencia en helados sin azúcar, caramelos y goma de mascar. Ajusta tu ingesta de fibras basándote en tu horario de trote. La fibra es crítica para la salud digestiva. Según la Harvard School of Public Health, los hombres necesitan al menos 30 gramos diarios y las mujeres necesitan 20 gramos, pero demasiada fibra antes de correr puede contribuir a la diarrea durante y luego de un trote. Limita las comidas altas en fibras, como ensaladas, judías y salvado el día anterior al que trotarás. Evita la cafeína y las comidas grasosas hasta seis horas antes de tu rutina de trabajo, y haz ayuno hasta dos horas antes de tu trote.

Ropa

Elige ropas de ejercicio apropiadas en las cuales trotar. Las ropas ajustadas pueden activar la diarrea, especialmente si son ajustadas alrededor de tu cintura, ya que esto aplica presión contra tu estómago. Utiliza conjuntos de jogging sueltos cada vez que trotes.

Intensidad

El trote es un ejercicio variable en el cual puedes elegir la intensidad. Algunos trotadores hacen sesiones cortas de paso lento, mientras que otros se mueven más rápido o hacen ejercicio por largos períodos. Los trotes de alta intensidad y piques pueden causar diarrea si tu cuerpo no está acostumbrado al paso. Trabaja en tu velocidad y distancia gradualmente, y reduce un poco si desarrollas diarrea de repente durante o luego de tu sesión.

Advertencia

La diarrea puede vincularse a otras actividades y condiciones médicas además del trote. Según el National Digestive Diseases Information Clearinghouse, las heces acuosas crónicas que persisten incluso cuando no estás trotando pueden ser un signo de una infección viral o bacterial, enfermedad del intestino, intolerancia a ciertas comidas o parásitos. Visita a tu doctor si tomas precauciones mientras trotas y la diarrea persiste.

Más galerías de fotos



Escrito por barb nefer | Traducido por pablo andrizzi