¿Trotar puede ayudarte a lograr un estómago plano?

Para poder quemar grasa y tonificar cualquier parte de tu cuerpo, necesitas algo de ejercicio cardio regular, fortalecer tus músculos y quemar más calorías de las que consumes. Trotar o correr es una manera efectiva para todo tu cuerpo que te ayudará a quemar grasa de manera uniforme, incluyendo alrededor de tu estómago. Trotar también involucra a tus músculos centrales, así que hacerlo regularmente te ayudará a fortalecer tus abdominales. Aunque recuerda que no puedes sencillamente reducir grasa en una zona localizada (como en tus abdominales) la dieta, el ejercicio cardio consistente y el entrenamiento de fuerza son necesarios para lograr un abdomen plano.

Quemar grasa mientras trotas

Para tener un bonito abdomen plano, necesitas quemar grasa por todo tu cuerpo. Para lograrlo necesitas acelerar tu ritmo cardíaco hasta un 50 o un 80% de su máxima capacidad cardíaca (o MHR, por sus siglas en inglés), también conocida como tu zona objetivo por la American Heart Association. Una forma de calcular tu máxima capacidad cardíaca es sustraer tu edad de 220. Eso significa que si tienes 35, tu MHR debe ser de 185, así que para ejercitarte de un 50 a un 80% de tu MHR, necesitarías llegar entre los 93 y los 148 latidos por minuto. Existe una investigación que apoya al entrenamiento por intervalos, lo que significa que debes alternar entre el mínimo y el máximo de tu MHR cuando corres para quemar más grasa. Un estudio del College of New Jersey liderado por Jie Kang se enfocaba y la eficiencia del ejercicio y encontró que los hombres que corrían más veloz y más intensamente al inicio de sus sesiones quemaban entre un 5 y un 10% más de grasa en total.

Come para lograr ese estómago plano

No existe una forma mágica de evitar el factor de la dieta cuando de tener un estómago plano se trata. Para tener un cuerpo esbelto, incluyendo abdominales planos, necesitas consumir menos calorías de las que usualmente consumes. Una buena fórmula para recordarlo consiste en que una libra de grasa equivale a 3,500 calorías, de acuerdo con el American Council on Exercise. Ciertos alimentos reducen la distensión abdominal y reducen tu abdomen, como los alimentos altos en fibra y bajos en sodio. Agrega opciones como los frijoles, las moras y las nueces, en especial las almendras, a tu dieta para ayudar a tu digestión y para mantenerte satisfecho por mucho más tiempo, afirma la revista “Shape”. También debes tratar de beber unas 8 onzas en vasos de agua a diario para desechar el sodio y para mantener alejada a la distensión abdominal.

Calorías que se queman al trotar

De acuerdo con Healthstatus.com, una persona que pesa 150 libras quemará unas 477 calorías con una hora de trote. Si lo que buscas es aprovechar bien tu tiempo y quemar más calorías, intenta correr a un paso de 5 millas por hora, o a 6 millas por hora para quemar hasta unas 648 calorías. Mientras más calorías quemes al días, más rápido perderás peso y ese six pack en tus abdominales comenzará a notarse.

Agrega trabajo de abdominales a tu rutina

Aunque no puedas reducir tus abdominales de manera localizada, como parte de tu rutina de ejercicios semanal puedes agregar algunos ejercicios específicamente diseñados para fortalecer los abdominales, como las flexiones y las sentadillas. También puedes considerar agregar unas clases de yoga o de pilates a tu rutina, ambas son formas efectivas para estirar y fortalecer tus abdominales. El tejido muscular quema más calorías que la grasa y reforzar tus músculos consume muchas calorías, así que agregando más músculos no solamente podrás tonificar tu parte media, sino que también estarás agregando a la cuenta de las calorías que quemas a diario.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh reason | Traducido por reyes valdes