Tristeza en adolescentes

Los adolescentes, como los demás, sentirán tristeza de vez en cuando. Las hormonas, las cuestiones sociales y académicas son algunos de los desencadenantes comunes de depresión, ansiedad y tristeza en los adolescentes. Según la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (Academia estadounidense de Psiquiatría Infantil y Adolescente), los adolescentes con un trastorno depresivo sienten que tienen un futuro limitado y sienten una tristeza constante. Aunque la mayoría de los adolescentes se preocupan y se deprimen la depresión es profunda y duradera.

Escuchar

Durante una discusión con tu hijo adolescente, reconoce que te has dado cuenta de sus sentimientos de tristeza. En respuesta, tu hijo probablemente se sentirá esperanzado y entendido y abierto a ti. Ponte en el lugar de tu adolescente y escucha la causa de su tristeza, incluso si es difícil escuchar. Podría decir que se siente como un fracaso, que ha perdido a todos sus amigos o que se odia. Valida sus sentimientos mientras señalas sus logros y relaciones exitosas. Anima a tu adolescente para continuar con las actividades que disfruta y alabe las características positivas que exuda.

Evaluar

Mientras mantienes las líneas de comunicación abiertas, tantea si tu adolescente parece abrumado por sus emociones. Algunos adolescentes sienten una gran sensación de alivio cuando tienen a alguien en quien puedan confiar. Cuando se sienten menos aislados, empiezan a sentirse ellos mismos otra vez. Si la depresión no desaparece o sientes que tu hijo adolescente no puede manejar sus sentimientos, consulta a un profesional para conseguir una evaluación completa. Reúne opiniones de profesores y entrenadores antes de tu cita.

Depresión

Según el sitio web Psych Central (Central de Psicología), la edad media de inicio de depresión está en los 14 años y el 80% de los adolescentes no reciben la ayuda que necesitan para recuperarse de la depresión. Sin tratamiento, puede conducir a tener trastornos de la alimentación, maltrato, abuso o suicidio. La depresión sólo puede ser diagnosticada por un profesional entrenado en salud mental, pero son indicios de que lo que está experimentando tu hijo adolescente puede ser depresión el vacío, la tristeza, la pérdida de interés en actividades de las que disfrutaba, el retiro de la familia y amigos, la pérdida de energía, los cambios en el apetito o la disminución del rendimiento académico.

Trastorno distímico

La web de U.S. Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y Prevención de la Enfermedad de Estados Unidos) afirma que el suicidio adolescente es la tercera causa de muerte entre los adolescentes mayores de 15 años. Es recomendable que tu hijo despierta su tristeza, pero si es depresión no por casualidad. Algunas señales de advertencia que son indicativos de la amenaza de suicidio están hablando de la muerte o daño de alguna manera, cambios en la personalidad o comportamiento, dormir más o menos que antes, pesadillas, un aumento o una disminución del apetito y una autoestima baja.

Más galerías de fotos



Escrito por karen kleinschmidt | Traducido por maria gloria garcia menendez