Triptófano y serotonina en alimentos para la depresión

Una revisión publicada en septiembre 2002 en el "American Family Physician" informó que la depresión es la segunda enfermedad crónica más común vista por los médicos de atención primaria, y al menos el 10 por ciento de las personas deprimidas sufren de depresión mayor. El manejo de la depresión mayor suele requerir el uso de medicamentos antidepresivos que modifican los niveles de neurotransmisores, como la serotonina, en el cerebro. Las personas con depresión leve a veces tratan de modificar los niveles de neurotransmisores con alimentos o suplementos, si bien estos enfoques no han demostrado ser eficaces.

Neurotransmisores y estado de ánimo


Las anomalías de los neurotransmisores que se producen en los centros que controlan el estado de ánimo de tu cerebro pueden resultar en depresión.

Los neurotransmisores son simples mensajeros químicos que propagan los impulsos eléctricos a través de huecos microscópicos, llamados sinapsis, que separan los nervios. Si los neurotransmisores no se producen en cantidades suficientes, o si no se metabolizan adecuadamente, tu sistema nervioso no puede funcionar de manera óptima. De acuerdo con "The Merck Manual of Diagnosis and Therapy", las anomalías de los neurotransmisores que se producen en los centros que controlan el estado de ánimo de tu cerebro pueden resultar en depresión.

Serotonina a partir del L-triptófano

La serotonina es uno de los neurotransmisores estabilizadores del humor más importantes. Se sintetiza en el cerebro a partir del aminoácido esencial, L-triptófano, a través de dos pasos enzimáticos. De acuerdo con un estudio de 2010 en "Endocrinology", la serotonina administrada por vía oral no entra efectivamente el cerebro. Sin embargo, los precursores de la serotonina, L-triptófano y 5-HTP, pueden atravesar la barrera hematoencefálica y entrar en el cerebro. Por lo tanto, los alimentos o suplementos que contienen precursores de la serotonina podrían ayudar a elevar los niveles de serotonina en el cerebro.

Alimentos con L-triptófano


Los productos lácteos son una fuente de triptófano.

En "Staying Healthy with Nutrition", el autor Dr. Elson Haas enumera una variedad de alimentos que contienen triptófano, pero señala que ningún alimento contiene niveles particularmente altos. Las carnes, aves de corral, productos lácteos, huevos y algunos frutos secos (nuts) y semillas contienen triptófano. Phyllis Balch, en su libro "Prescription for Herbal Healing", recomienda consumir plátanos, dátiles (dates), higos (figs), atún, galletas integrales y yogur para elevar tus niveles de triptófano. La University of Maryland Medical Center informa que el 5-HTP, otro precursor de la serotonina, no está presente en los alimentos, pero puede obtenerse de las semillas de una planta africana llamada Griffonia simplicifolia.

Consideraciones


Si piensas que estás deprimido, consulta a un profesional de la salud.

Es normal que la gente se sienta triste de vez en cuando. La verdadera depresión, sin embargo, es una enfermedad grave, con síntomas que van desde la tristeza leve a la conducta suicida. El consumo de alimentos o de suplementos para alterar los niveles de neurotransmisores en el cerebro puede ofrecerte algún beneficio, pero estos remedios es poco probable que confieran una mejora sostenida o traten la depresión mayor. Si piensas que estás deprimido, consulta a un profesional de la salud.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por maría florencia lavorato