Tres razones por las que la violencia en televisión afecta a los niños

La violencia en la televisión es prácticamente ineludible para muchos televidentes, ya que incluso las cadenas de televisión muestran a menudo algún tipo de violencia durante una temporada. Según American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, un niño típico en Estados Unidos verá entre tres y cuatro horas de televisión al día. La AACAP también sugiere que los niños son muy impresionables, lo que aumenta la posibilidad de fomentar actos violentos en el futuro. Las razones por las que la televisión afecta a los niños se pueden resumir en tres áreas.

Desensibilización

Una de las razones de cómo la violencia televisiva afecta a los niños es un proceso psicológico denominado desensibilización. Según la AACAP, este proceso sugiere que después de una exposición prolongada a la visualización de los actos de violencia en televisión, los niños llegarán a ser insensibles a lo que están viendo y dejarán de vincular los sentimientos negativos con actos violentos. En otras palabras, los niños son más receptivos a la violencia como un hecho cotidiano y pueden luchar para ver el acto como algo inaceptable. Además, la AACAP sugiere que en su lugar, los niños verán la violencia como una forma aceptable para resolver problemas en la vida.

Imitación

Otro ejemplo de cómo la violencia en la televisión puede afectar a los niños radica en el hecho de que ellos tienden a imitar las acciones que ven. Como la AACAP sugiere, un niño que ve un acto de violencia en la televisión puede tener la tentación de imitar la violencia que observa. La agresividad tiende a aumentar en los niños que ven una gran cantidad de programas de televisión violentos, lo que aumenta la probabilidad de imitar un acto que observan. Como dice el sitio web AACAP, los niños pueden ser influenciados de esta manera después de ver un solo episodio de televisión violento, sobre todo si no está supervisado por un adulto durante la exposición a al programa. La probabilidad de la imitación se incrementa cuando los actos violentos que aparecen quedan impunes en el episodio de televisión específico.

Alteración del humor

Según un artículo publicado en la página web ParentsTV.org, los niños expuestos a la televisión violenta, con el tiempo, alteran su estado de ánimo para un efecto más hostil. Como el sitio web indica, para el momento en que un niño promedio cumpla 18 años de edad, habrá visto 200.000 horas de actos violentos en la televisión, incluyendo 8.000 asesinatos. El artículo continúa diciendo que ser testigos de repetidos actos impunes de violencia aumenta la sensación general de hostilidad en el niño y puede conducir a la falta de empatía por el sufrimiento humano.

Más galerías de fotos



Escrito por adam fonseca | Traducido por gabriela nungaray