Tres componentes de un programa de pérdida de peso

La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas en Estados Unidos, con más de un tercio de los adultos y casi un quinto de los niños clasificados como obesos, de acuerdo con el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). El exceso de peso está asociado con un mayor riesgo de sufrir diabetes, enfermedades del corazón y cáncer. Por lo tanto, perder peso debería ser una meta de salud principal para las personas con obesidad y sobrepeso. La pérdida de peso exitosa implica un acercamiento de 3 frentes: nutrición, actividad y modificación de la conducta.

Empieza con la comida

La buena nutrición es la base para cualquier programa de pérdida de peso. El primer paso en la buena nutrición es elegir alimentos integrales y evitar comida procesada. Los alimentos procesados a menudo son ricos en azúcar, grasas, sal y calorías pero bajos en nutrientes. Los alimentos integrales como vegetales frescos, frutas, huevos y carnes magras son ricos en nutrientes, lo que significa que te harán sentir satisfecho y cubrirán los requisitos de tu cuerpo para una buena salud. Para perder peso, necesitarás consumir menos calorías de las que consumes, así que es importante considerar las calorías y tamaños de porciones.

Luego sigue la actividad

Una vez que hayas hecho mejoras en tu dieta, es hora de incrementar tu actividad diaria. Elige una actividad que disfrutes y puedas hacer regularmente. Debería ser algo que puedas colocar fácilmente en tu rutina diaria. Caminar es un buen lugar para empezar para muchas personas. Una caminata de 30 minutos quema alrededor de 100 calorías, en promedio. Si caminar no es la actividad adecuada para ti, encuentra una que lo sea; andar en bicicleta, nadar, remar o lo que sea que disfrutes y puedas lograr la mayoría de los días.

Ahora cambia tus pensamientos

Si tienes sobrepeso, lo más probable es que este no sea tu primer intento para perder peso. Quizá hayas perdido una cantidad significativa de peso en el pasado sólo para subirlo de nuevo. Eso es común entre las personas que batallan con el exceso de peso. De acuerdo con la American Psychological Association, entender y modificar las conductas y emociones relacionadas con el manejo de peso es esencial para la pérdida de peso exitosa. Es importante dejar el pasado donde pertenece: en el pasado. Cree en tu éxito y rodéate de personas que aumenten tu autoestima y apoyen tus esfuerzos para perder peso.

Mira a largo plazo

La Red de Información de control de peso (Weight-control Information Network), o WIN, un servicio del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, recomienda un acercamiento gradual a la pérdida de peso. Intenta bajar entre 1/2 y 2 libras por semana (0.45 a 900 g) por semana. En lugar de hacer una dieta muy restrictiva, esfuérzate por hacer cambios duraderos en tu estilo de vida que apoyen la pérdida de peso modesta y estable. Y no esperes perfección. Cuando falles, sólo regresa a tu camino en tu próxima oportunidad. Enfócate en hacer cambios duraderos a largo plazo y llegarás a un peso saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por patricia culpepper | Traducido por alejandro moreno